10 de enero de 2019
10.01.2019

Suspenso en inversiones para el medio ambiente y el alumbrado

El gasto en iluminación es de 20 euros por habitamte, casi cuatro veces menos que la media nacional

09.01.2019 | 22:22

El ayuntamiento de València destina 7,66 euros de media por habitante a medio ambiente frente a los 19,57 euros de media que se invierten a nivel estatal, según un informe elaborado por el Observatorio de Servicios Urbanos (OSUR) en el que se analiza la evolución de las cuentas municipales entre los años 2010 y 2018 para 21 ciudades españolas en base a cifras oficiales.

Las cifras ponen de manifiesto que si los principales municipios del país destinan 19,57 euros por habitante a esta partida como media, el actual ayuntamiento invierte 7,66 euros/habitante en este aspecto, prácticamente las mismas cifras que el gobierno de la legislatura municipal anterior, según la misma fuente, que apunta que la media se sitúa muy por debajo de la autonómica, que es de 23,48 euros por habitante.

En cuanto a alumbrado, el gobierno municipal gasta alrededor de los 20 euros por habitante, una cifra casi cuatro veces inferior a la media nacional. Según el análisis realizado por OSUR, los principales gastos presupuestarios del Ayuntamiento de València son bienestar comunitario -que engloba alcantarillado, abastecimiento de agua potable, recogida, gestión y tratamiento de residuos, limpieza viaria, cementerios y servicios funerarios, alumbrado público y protección al medio ambiente- (145,18 euros/habitante); seguridad y orden público (112,71 euros/habitante), transporte público, con 61,01 euros/habitante en 2018 y Educación (53,24 euros habitante en 2018).

En bienestar comunitario ocupa el puesto 15 del ranking presupuestario, según el estudio, que lo relaciona con «las recurrentes quejas sobre limpieza». Por el contrario, en seguridad ocupa el quinto lugar, «mientras que la ciudad tiene un nivel de delitos importantes, según Unespa». En vivienda su posición es un «moderado» lugar 11º, «con una inversión lejos de lo que puede ser una política de vivienda pública».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook