12 de enero de 2019
12.01.2019

Parc Central investigará la seguridad de su gran tobogán

La sociedad estudiará junto al fabricante las condiciones de los juegos infantiles instalados en el recinto, abierto poco antes de las Navidades

11.01.2019 | 21:12
Parc Central investigará la seguridad de su gran tobogán
El tobogán es la parte más popular del Parc Central.

La Sociedad València Parc Central estudia junto con el fabricante de los juegos infantiles instalados en el parque, inaugurado poco antes de las Navidades, fórmulas para mejorar la seguridad de algunos de los elementos. Así lo explicaron ayer fuentes de la sociedad, tras publicar este diario las quejas de algunos usuarios por el riesgo, en concreto, de uno de los toboganes o rampas de deslizamiento del parque que ha provocado ya lesiones de coxis en algunos usuarios.

Las mismas fuentes recalcaron, no obstante, que «para la elección e instalación de los juegos del parque se ha tenido en cuenta, como no podía ser de otra manera, criterios de seguridad acordes a la normativa establecida para estos equipamientos». Además, antes de su puesta en servicio, se realiza la inspección y correspondiente certificación por empresas autorizadas por la ENA, Entidad Nacional de Acreditación.
En el caso del tobogán- plataforma deslizante, la sociedad Parc Central, apunta que el informe de la inspección considera que cumple los requisitos de Seguridad para áreas infantiles de la normativa europea. El informe de inspección destaca que la grava al final del trayecto, que también se utiliza en el rocódromo, da mejores resultados que el caucho o el corcho ante impactos porque amortigua más el golpe.

Muchas quejas

La puesta en servicio de la primera fase del jardín del Parc Central, diseñado por la paisajista Kathryn Gustafson, ha sido muy bien acogida por los valencianos, en especial, por los vecinos de los barrios de Russafa y Malilla, barrios con un importante déficit de zonas verdes.

En el caso del tobogán, sin embargo, las quejas son muchas y todas en el mismo sentido. El diseño del aparato no es el mas correcto, pues no termina en una amable curva sino en un ángulo perfectamente marcado.

De hecho, este periódico difundió ayer la queja presentada por una vecina del barrio de la Raïosa que se tiró por el tobogán con sus dos hijos y en la caída sintió un golpe y un intenso dolor que la obligaron a trasladarse al hospital, donde le diagnosticaron una fractura de coxis. Muchas otras personas, niños y mayores, también han mostrado su sorpresa por el daño que sufren al caer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook