19 de enero de 2019
19.01.2019

Las galerías góticas de la Lonja se integran en un nuevo espacio cultural

Arranca la primera fase de rehabilitación de los edificios ruinosos de la plaza del Doctor Collado que afean el entorno Patrimonio de la Humanidad

18.01.2019 | 22:00

La red de galerías abovedadas medievales existentes en el subsuelo de la plaza del Doctor Collado se restaurarán e integrarán en los edificios ruinosos de propiedad municipal de esta plaza y cuya primera fase de restauración arrancó ayer. Así lo explicó ayer el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, tras la firma del acta de replanteo de estas obras, bloqueadas desde hace años y que ahora permitirán dignificar el entorno de la Lonja, el único edifico de la ciudad declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Los dos edificios ruinosos de esta plaza albergan parte de estos sótanos góticos, vinculados a la antigua y desaparecida Lonja del aceite , que una vez consolidado el edificio podrán ser visitables. Los edificios no se destinarán a uso residencial como estaba previsto en el proyecto del anterior gobierno municipal del PP. El nuevo plan especial de Ciutat Vella asigna a ambos edificios, que ahora quedarán integrados en uno, respetando volumetría y fachas en un nuevo espacios de uso cultural y dotacional vinculado con la Lonja, uno de los monumentos más visitados del centro histórico.

Algunas de estas galerías góticas, que discurren por debajo de la calle escalones de la Lonja (y que originan la mayor altura de esta calle) se han rehabilitado e integrado en algunos establecimientos comerciales de la plaza del Mercat. Sarrià destacó ayer que la intervención en los edificios ruinosos de la plaza del Doctor Collado «era urgente desde hace tiempo», si bien el proyecto reviste gran complejidad al ser un entorno arqueológico «muy sensible», puesto que en el subsuelo no solo se encuentran las galerías góticas, que se extienden por gran parte de la plaza, también están los restos de la muralla y el sistema defensivo de época islámica. Para no poner en peligro estos restos se ha tenido que rehacer el proyecto y acometer una intervención por fases, lo que ha encarecido la obra. La primera fase, que arrancó ayer, consistirá en la consolidación estructural de los edificios, que será un poco «aparatosa» porque obligará a colocar un andamio con refuerzos de hormigón que ocupará parte de la calzada y que es necesario para acometer la intervención arqueológica previa a la reconstrucción en sí de los edificios, datados entre los siglos XVIII y XIX.

El contrato de consolidación de los dos edificios de la plaza del Doctor Collado (números 2 y 3) se ha adjudicado a Contrafforte Restaura por 312.000 euros y al mismo optaron once empresas. La empresa adjudicataria llevará a cabo la estabilización estructural de los edificios. El proyecto se financia con cargo al Plan Especial de Apoyo a la Inversión Productiva, el denominado plan confianza, y estaba pendiente desde la pasada legislatura. La empresa adjudicataria tendrá que las zonas a demoler y a consolidar, para conseguir que el edificio quede estable y seguro.

Sarrià destacó que la obra de consolidación que arrancó ayer «da solución a un problema heredado de años que era imprescindible acometer para dignificar el entorno de la Lonja», joya del gótico civil valenciano. La intervención en la plaza del Doctor Collado durará unos dos años, pero en unos meses con la consolidación estructural la mejora será ya apreciable, afirmó el concejal, quien explicó que el uso residencial se ha descartado porque la superficie edificable es muy limitada y se ha optado por dar al nuevo edificio un uso dotacional, que todavía está por definir pero que estará vinculado a la Lonja y su entorno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook