Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad

El uso de las bicis y patinetes se dispara en València

Enero vuelve a confirmar por decimotercer mes consecutivo la caída del tráfico frente a la buena acogida de los modos sostenibles, que crecen un 23,8 %

Carril bici de la av. Burjassot un domingo.

Carril bici de la av. Burjassot un domingo. J. B. Roig

La intensidad media diaria (IMD) de vehículos descendió en enero levemente, un 0,7 por ciento, por lo que la ciudad suma ya 13 meses seguidos en los que el tráfico se reduce. Al tiempo, el uso de la bicicleta y el patinete eléctrico sigue experimentando un notable aumento según se desprende del IMD de los carriles bici, que en toda València subió en enero 23,81 por ciento.

Si València cerró 2018 con un descenso generalizado del tráfico del 2,2 por ciento, en enero de 2019 se confirmó que se están reduciendo los vehículos que circulan por nuestras calles, comparándolo con el mismo mes de 2018. Eso sí, la bajada fue de solo el 0,7 por ciento en toda la ciudad, con lo que se modera esta tendencia.

La ronda interior lideró una vez más la caída del tráfico, con un 3 por ciento menos que hace un año, especialmente significativo en el tramo frente al Pont de Fusta. En Grandes Vías y avenidas de la ciudad prácticamente no hubo diferencia respecto a los datos de enero de 2018.

En la denominada ronda tránsitos sí que se constató una bajada del tráfico del 1,2 por ciento, mientras que en las rondas periféricas de la ciudad el descenso fue algo superior, el 1,3 por ciento. El único dato positivo, es decir, donde se registró un aumento de la circulación de vehículos, fue en las entradas a la ciudad, con un balance de 0,6 puntos mayor que hace un año. El aumento más significativo fue en la Ronda Norte-Benicalap, mientras que la A3-Avenida del Cid experimentaron una caída considerable.

En cuanto a los datos del uso de la bicicleta y el patinete eléctrico, enero ha vuelto a confirmar el imparable ascenso de este modo sostenible. En el total de la ciudad, la red ciclista registró un 23,81 % más de desplazamientos que en enero de 2018.

Una vez más, el Anell Ciclista lideró la estadística de la ciudad con un aumento de los desplazamientos del 35,55 por ciento. Precisamente el tramo de la calle Colón, que las formaciones conservadoras han puesto en el centro de sus críticas, continúa siendo el de más uso de toda València, al igual que el de Xàtiva.

En cuanto a las conexiones al anillo interior a través de los distintos puentes, la mayor afluencia se plasmó en un 25,36 por ciento más de usuarios.

En el resto de la red ciclista la mejoría también fue notable, con un 15,76 por ciento más de viajes con bici o patinete. Hay que destacar que la irrupción de este último modo de transporte ha sido decisivo para el crecimiento de los desplazamientos a través de los carriles bici.

1.800 pasos por el nuevo carril bici de la calle Alicante

Por otra parte, el nuevo carril bici de la calle Alicante, que une el Anell Ciclista con Russafa y el Parc Central, se ha convertido en pocos días en una infraestructura con buena acogida por parte de ciclistas y usuarios de patinetes eléctricos. Según datos facilitados por el Centre de Gestió de Trànsit, el viernes, primer día de apertura total, circularon por este eje 1.526 personas.

El fin de semana la cifra se situó en torno a los 1.300 desplazamientos diarios, mientras que el lunes, el segundo día laboral desde que está abierto, se contabilizaron más de 1.800 viajes, lo que le convierte en uno de los 10 tramos de carril bici de València con más uso.

Compartir el artículo

stats