12 de marzo de 2019
12.03.2019
Procedimiento

Gómez inicia los trámites para que la paella sea Patrimonio de la Humanidad

El proceso impulsado por la concejala de Economía y Turismo se prolongará un mínimo de tres años

12.03.2019 | 00:11

El Servicio de Promoción Económica, Internacionalización y Turismo ha constituido una comisión de expertos para impulsar el reconocimiento de la paella como Bien Inmaterial de la Humanidad.

La concejala de Economía y Turismo, Sandra Gómez, presidió ayer la primera reunión de esta comisión, la cual está integrada por expertos, promotores y estudiosos de los ámbitos gastronómicos, cultural y social del plato insignia valenciano. Con una finalidad clara, ensalzar tan preciada receta, Gómez reivindicó que «la paella merece un reconocimiento que va más allá de València y más allá de España, y es ya de todo el mundo».

Se inicia, de este modo, un proceso que comienza con la Declaración de Bien de Interés Cultural del plato otorgada por la Conselleria de Cultura. Posteriormente, la Generalitat Valenciana deberá presentar al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte la propuesta de candidatura a la Lista de bienes culturales registrados de las diferentes comunidades autónomas para, posteriormente, repetir el proceso ante la Unesco.

Dicho bien, la paella en el caso de la iniciativa valenciana, deberá permanecer en la lista mencionada anteriormente un periodo mínimo de un año, momento en el que se iniciará otro proceso que se prolongará dos años más y en el que intervendrán el Consejo de Patrimonio Histórico y el Comité de Patrimonio Mundial para su consecuente aprobación. Una longeva tramitación burocrática que tiene en diferentes recetas de la gastronomía mundial sus referentes.

Tal como expuso la concejala, numerosos platos internacionales ya han recibido el reconocimiento de la Unesco. Es el caso de la «Nsima», una práctica culinaria típica de Malaui o de la «dolma», una delicia elaborada a partir de hojas de parras cuya preparación es considerada un acto distintivo de la identidad cultural azerí.

En el caso de la paella valenciana, como se manifestó ayer, se trata de una «tradición culinaria y social que constituye un icono de hospitalidad y un símbolo de unión e identidad valencianas», además del ritual que supone preparar y compartir la receta entre familiares, amigos o conocidos que se integran comiendo alrededor del círculo de arroz.

En este sentido, Gómez destacó que la receta y todo lo que gira en torno a ella «se está ganando un lugar en el calendario internacional, sobre todo con las actividades y promoción del Día Internacional de la Paella, que celebramos el 20 de septiembre».

Por tanto, el Servicio de Promoción, Internacionalización y Turismo será la entidad encargada de gestionar la iniciativa que ha conseguido contar con el apoyo de diversas universidades valencianas, así como con el de la Federación Empresarial de Hostelería, Socarrat Estudio o Fundación Turismo València, entre otras. «Es un camino largo, pero estamos dando los pasos para conseguirlo», concluyó la concejala.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook