14 de marzo de 2019
14.03.2019
Transporte

Las obras de la nueva línea de metro en València, a punto de empezar

La línea 10, antes llamada T2 y paralizada en 2011, combina tramos subterráneos y en superficie

14.03.2019 | 12:19

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha firmado el contrato que permitirá iniciar en abril las primeras obras de infraestructura de la Línea 10 (Alicante-Natzaret) de Metrovalencia, en el tramo entre las paradas de Amado Granell y la prolongación hasta Hermanos Maristas.

Esta actuación cuenta con un presupuesto inicial de 3.664.420,87 millones de euros, IVA incluido, y un plazo de ejecución de siete meses y medio, según fuentes de la Generalitat.

El director gerente de FGV, Juan Andrés Sánchez Jordán, ha firmado el contrato con la empresa FCC Construcción SA, adjudicataria de estas obras.

Tras recordar que el president Ximo Puig ya anunció que la Generalitat iba a retomar las obras de la antigua T2, fuentes de Metrovalencia han destacado que la nueva Línea 10 cuenta con una inversión total de 50 millones de euros para ejecutar las obras previstas entre la calle Alicante y Natzaret.

El objetivo de la Generalitat es completar en 2021 los trabajos previstos en este proyecto, cofinanciado por la Unión Europea, a través del programa operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) de la Comunitat Valenciana 2014-2020.

Las obras de esta infraestructura tranviaria que combina tramos subterráneos y en superficie, anteriormente denominada T2, comenzaron en el año 2006 y se paralizaron en 2011 por falta de presupuesto, después de invertir alrededor de 200 millones de euros.

FGV ha previsto que estas primeras obras comiencen el próximo mes de abril con la construcción de la rampa de conexión del túnel de la estación de Amado Granell y el tramo tranviario en superficie hasta la ubicación de la nueva parada de Hermanos Maristas, junto con la conexión con la plataforma actualmente construida.

La construcción de la nueva parada en superficie de Hermanos Maristas, ubicada en la calle Amado Granell, conlleva también la ejecución del desvío de todos los servicios afectados y la adecuación de la urbanización del entorno.

Además, esta intervención contempla instalar de nuevo la infraestructura del tramo tranviario del cruce de la calle Antonio Ferrandis que en su día se retiró para facilitar la circulación de vehículos.

Tras esta primera actuación, FGV tiene previsto ejecutar también las obras correspondientes a arquitectura y equipamiento de paradas y estaciones; electrificación y subestaciones; señalización y comunicaciones; y talleres provisionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook