Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Per l'Horta denuncia varios incumplimientos en las obras de ampliación de la V-21

Critican que el Ministerio de Fomento ha incorporado «mínimas reformas» sin tener en cuenta los anuncios de la Generalitat

Per l'Horta denuncia varios incumplimientos en las obras de ampliación de la V-21

Per l'Horta denuncia varios incumplimientos en las obras de ampliación de la V-21

Las obras para la futura ampliación de la V-21 ya han empezado y la asociación Per l'Horta, con las excavadoras funcionando ya sobre el terreno, reclama que el proyecto definitivo aprobado por el Ministerio de Fomento no ha tenido en cuenta los anuncios llevados a cabo por la Generalitat Valenciana. Así, en un comunicado aseveran que el ministerio, encabezado por el valenciano José Luis Ábalos, «plantea como respuesta a las movilizaciones sociales y las peticiones de Podemos, Esquerra Unida y Compromís, «mínimas reformas y una reducción en las expropiaciones que en muchos casos resulta perjudicial para los afectados».

Una cuarta parte de reducción

Concretamente, aseveran que finalmente los metros de huerta expropiados serán 62.000, lo que supone una reducción de un cuarto y no un tercio de los 80.000 proyectados inicialmente, así como que no se incluye la pasarela ciclo-peatonal a Port Saplaya ni el carril VAO para autobuses y automóviles.

«Lo que ahora queda claro es que esta reducción de huerta afectada se realiza básicamente a expensas de los expropiados, puesto que el ministro Ábalos se ha negado a renunciar a ninguna de las obras previstas por su antecesor. Fomento, por un lado, se ha limitado a incluir en la zona expropiada las vías de servicio, de forma que evitan la expropiación de 5000 m2 de huerta», detallan. No obstante, desde Per l'Horta han denunciado que la parte principal, son otros 13.000 metros cuadrados de huerta que se deja de expropiar, pero que se trata de superficies de huerta «con dudosa viabilidad para el cultivo, que quedarán prácticamente condenadas al abandono». La mayor parte -unos 7000 metros cuadrados- son restos de parcelas con superficies que varían entre 12 y 600 metros cuadrados, siempre inferiores a la fanegada de superficie, aseveran.

Desde Per l'Horta también consideran «llamativo» que se dejan sin expropiar unos 6.000 metros entre la V-21 y el futuro ramal de acceso norte al Puerto. En este caso sería la Generalitat quién se vería obligada en un futuro a expropiarlas e indemnizar a los propietarios, por lo que critican que «esta estrategia del Ministerio de Fomento de maquillar la afección sobre la huerta rebajando las superficies expropiadas es previsible que dé lugar a que muchos de los afectados piden que se expropien estos restos de campos, la superficie de los cuales hace imposible su viabilidad como explotaciones agrarias».

Compartir el artículo

stats