03 de abril de 2019
03.04.2019
Movilidad

València baraja acelerar la llegada de vehículos compartidos con pruebas piloto

Grezzi admite que el consistorio maneja esta opción antes de dar las autorizaciones definitivas - El concejal confirma que la ordenanza se aprobará a finales de este mes y dice que será "el marco legal" para las nuevas formas de «sharing»

02.04.2019 | 23:56
Los patinetes ya han estado en València y han tenido que ser retirados por falta de autorización

El Ayuntamiento de València está evaluando la posibilidad de realizar pruebas piloto con una o varias empresas dedicadas al alquiler de vehículos compartidos antes de conceder las autorizaciones definitivas. Evidentemente la opción solo contemplaría a los coches y patinetes eléctricos, puesto que las motos ya funcionan amparadas por el actual marco legal, aunque sin abonar ninguna tasa municipal.

El concejal de Mobilitat Sostenible, Giuseppe Grezzi, participó ayer en la Universitat Politècnica de València en el primer Smart Mobility Summit, un evento organizado por la asociación Adigital que reúne a gran parte de las empresas de movilidad compartida que pretenden operar en València. Durante su intervención, el edil de Compromís confirmó que en el pleno de finales de abril, el último ordinario del presente mandato, el equipo de gobierno aprobará definitivamente la nueva ordenanza (su delegación no da abasto estos días para contestar las decenas de alegaciones públicas presentadas, entre ellas las de la propia Adigital). «En este mes de abril la aprobaremos definitivamente. Hemos hecho un esfuerzo para recoger lo mejor de cada casa. Más allá de las prisas que tienen las empresas, hemos intentando hacer regulación viendo problemas que han tenido otras ciudades. La idea es que son servicios complementarios y alternativos de calidad al transporte público», explicó en su intervención.

Grezzi dijo también que están terminando el informe que dirá cuántos vehículos de las diferentes modalidades compartidas caben en la ciudad. Tras la aprobación de la ordenanza y de este informe, se aplicarán las tasas fiscales que deben pasar varios trámites administrativos y legales, por lo que Hacienda aún tardará algunos meses en poder validarlas. Por ello, el edil explicó que desde el ayuntamiento se han «planteado la posibilidad de operar ya» con alguna de las empresas. «Veremos cómo, si con programas piloto o cómo, pero lo que está claro es que las compañías necesitarán una autorización para operar», explicó. «Cuando tengamos el marco legal podremos empezar a trabajar, pero ese marco legal es necesario para que no se nos vuelva en contra, como lo que sucedió con una empresa de patinetes (en referencia a Lime)», añadió.

Según ha podido confirmar Levante-EMV con una de las empresas del sector del «sharing», Alcaldía ya está trabajando en la posibilidad de poner en marcha un programa piloto para, al menos, una compañía de coches compartidos, por lo que ante la previsible tardanza de la ordenanza fiscal, el ayuntamiento podría tener datos ya sobre el impacto real de este tipo de servicios compartidos.

Grezzi también avanzó ante un auditorio repleto de representantes de las empresas de movilidad compartida, que la ordenanza será «muy básica» en la regulación de los servicios de movilidad compartida, y que posteriormente con las autorizaciones que el ayuntamiento exigirá a las compañías «podremos ser más creativos». Se refiere a cuestiones de cuántas compañías tendrán autorizaciones, al número de vehículos que podrán tener en la calle o la obligatoriedad de compartir datos sobre los desplazamientos para mejorar la movilidad de la ciudad.

Dónde aparcar

Sí explicó el edil que, por ejemplo, en la ordenanza se recogerá expresamente dónde tendrán que aparcar los patinetes las empresas de patinetes compartidos y a los usuarios privados, que serán en las horquillas en forma de U invertida que usan las bicicletas. Otras ciudades como Zaragoza apuestan por crear zonas específicas de estacionamiento para los patinetes, según su representante, Alberto Lorente. En Lisboa, según avanzó Yenia Zaba, de la compañía Bird, las autoridades quieren quitar el 2 % del aparcamiento para coches y dárselo a los patinetes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas