03 de abril de 2019
03.04.2019

El túnel de la V-21 recupera el alumbrado tras un mes a oscuras

Demarcación de Carreteras repone el cable robado y los equipos de programación de las luces

02.04.2019 | 23:56
El túnel de entrada a la ciudad por la V-21.

El alumbrado del túnel de la entrada a València por la V-21 y la avenida Cataluña ya funciona, tras varios días de reparaciones por parte de la Demarcación de Carreteras. El apagón en el interior de este túnel, que soporta un intenso tráfico, se produjo tras el robo del cableado de cobre y de las cuadros de luces y de programación. La situación, según denunciaron a este diario los propios usuarios del túnel, que dieron la voz de alerta por el riesgo que suponía la ausencia de luces para conductores y motoristas, se prolongó durante un mes.

Aunque la iluminación del túnel está conectada a la red de suministro eléctrico municipal, el mantenimiento de los sistemas de alumbrado y seguridad en el interior del túnel depende de Fomento. Menos clara está la competencia de la parte de arriba del túnel: la rotonda con torre-mirador, laminas de agua, pasarelas y palmeras que agrava día a día su deterioro después de una década de tira y afloja entre Gobierno y ayuntamiento por la recepción de la obra y el mantenimiento de este espacio. Los usuarios del túnel de la V-21 y la rotonda valoraban ayer la reposición del alumbrado sin dejar de lamentar la mala imagen que ofrece esta entrada a València, después de la inversión millonaria que se hizo, por el desacuerdo entre administraciones.

La rotonda-mirador quedó inaugurada en 2009 tras una inversión de 28 millones de euros. La obra tardó más de cuatro años en ejecutarse porque tuvo que adaptarse a las exigencias de seguridad y evacuación que marcaba la Unión Europea. Los plazos se desbarataron por los elementos ornamentales para dignificar este acceso a la ciudad, entre ellos, la torre mirador que apenas funcionó unos meses, ante el escaso flujo de visitantes que se aventuraban a llegar a esta rotonda ubicada en un cruce de alta intensidad de tráfico.

Como se ha publicado, el ayuntamiento remitió a finales del año pasado un largo listado al Ministerio de Fomento con las reparaciones que deberían realizar en la rotonda ( valoradas en 250.000 euros) antes de asumir el mantenimiento de las fuentes y la jardinería. Está por ver aún quien gestionará la torre mirador, si finalmente se decide reabrirla. Ni ayuntamiento, ni Fomento han informado a este diario sobre el punto en que está la negociación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook