13 de abril de 2019
13.04.2019

Dolores en la calle y debajo de la imagen

Las Vírgenes, empujadas o a golpe de costaleros de los dos sexos, inician los desfiles de la Pasión en los Poblats Marítims

13.04.2019 | 00:19

Las Dolorosas son algunas de las imágenes más estimadas en el ideario de cualquier Semana Santa. Y en València no se queda atrás la veneración. Con unas andas ricamente adornadas, las vírgenes, muy sofisticadas en vestuario, empiezan a derramar sus lágrimas. En el Viernes de Dolor, por lo que se le avecina como madre. En un día en que Lola, María Dolores o Dolors recibieron numerosas felicitaciones, los granaderos de los tres barrios (Cabanyal, Canyamelar y Grao) sacaron sus trajes, los más llamativos de la Semana Santa posiblemente, para escoltarlas y, ahora ya de forma ininterrumpida, anunciar que las calles de estos barrios se convertirán en escenario de recogimiento, reflexión, fe y, por qué no, lucimiento hasta el domingo de la próxima semana. También empezaron a darse cita políticos: Sandra Gómez (juega en casa), Fernando Giner, María José Catalá (clavariesa de honor en Santa María del Mar), Manuel Camarasa o Dolores Jiménez. La curiosidad: el doble guiño fallero: Rocío Gil desfilando en el Cabanyal y su fallera mayor infantil, Daniela Gómez, haciendo lo propio en el Canyamelar. Solemne especialmente el acto en el Cabanyal, con la Virgen llevada a golpe de dolor de costaleros y costaleras ante una multitud.

Las fiestas en la ciudad no entienden de periodos electorales y se solapan unas con otras. Hoy, por ejemplo, mientras continúan las procesiones en los barrios marítimos, en los Santos Juanes se anuncia la fiesta de San Vicente Ferrer con el pregón, que correrá a cargo del vicerrrector de la Basílica de la Virgen, Álvaro Almenar. Y es que la fiesta vicentina se solapa con la Pasión. El domingo, por ejemplo, es el nombramiento de la reina del Altar de Russafa, Blanca Puertas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook