17 de abril de 2019
17.04.2019
Temporal

Al mal tiempo, buena tabla (de surf)

El mar de fondo agita las aguas costeras y llena las playas de València y Alboraia de surfistas

23.04.2019 | 15:04
Un surfista en La Patacona, cuyo paseo permanece cubierto de arena.

Después del temporal llega la calma. Aunque las lluvias y el viento de gran intensidad que han afectado a la Comunitat Valenciana durante esta Semana Santa amainan con un pronóstico meteorológico que augura una mejora del tiempo según avanza la semana, el litoral valenciano continúa agitado. Varias decenas de surfistas han aprovechado las olas derivadas del temporal para practicar surf en las playas de València y Alboraia, cuyos paseos permanecen cubiertos de arena.

Aunque es habitual ver a deportistas subidos a las tablas en la zona lindante al espigón de La Marina de València y en la zona norte de la playa de la Patacona, desde este lunes es posible observar a un mayor número surfistas deslizándose sobre las aguas del Mediterráneo. Este aumento se debe a la oportunidad de disfrutar de las olas resultantes del 'swell' o mar de fondo.

El 'swell' se genera en alta mar como resultado de perturbaciones atmosféricas, en este caso el temporal de lluvia y viento. Las ondulaciones del agua se transforman en olas aptas para la práctica del surf cuando llegan a la zona de litoral. Actualmente, los surfistas consultan el estado del oleaje en diferentes webs cuya predicción hace posible saber cuál es el mejor horario para disfrutar del mar.

Pese a que, en un primer momento, pueda parecer que las olas son únicamente resultado del fuerte viento de estos días, el oleaje actual no se corresponde al mar de viento sino al mar de fondo que es capaz de desplazar el movimiento de las olas hasta zonas lejanas a las que se generó. Es decir, las olas que rompen en las costas valencianas son el resultado de la agitación provocada por el temporal durante toda la Semana Santa, aunque se vean influidas por las rachas de cada zona del litoral.

Las playas de la ciudad de València y Alboraia estarán a lo largo del este martes en niveles 3 y 4 de la escala Douglas, utilizada para describir el estado del mar. Si bien a primeras horas los surfistas podían encontrar una fuerte marejada con olas de hasta 1.7 metros de altura, a media tarde el nivel ha bajado hasta marejada, con un oleaje que supera por poco el metro de altura. El oleaje de estos días ha variado entre el grado 5 y 4, olas largas y medias de fuerza moderada. Este estado se caracteriza por olas largas, que generan espuma y ruido constante al romper contra la playa.

Aunque se esperan rachas de viento en el mar de mayor intensidad en los próximos días, la fuerza del mar de fondo irá descendiendo progresivamente. Así, las olas mañana no alcanzarán el metro de altura y el jueves, con vientos de hasta 25 kilómetros por hora, será complicado encontrar olas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook