Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solicitud

Exigen al consistorio que quite los escalones de acceso a sus casas

Pese a ser una calle municipal, el ayuntamiento insinúa que deben ser los vecinos del grupo Antonio Rueda los que faciliten el acceso con una rampa

La mayoría de los afectados son personas mayores. Germán caballero

Hace poco más de un año, el Ayuntamiento de València modificó el nombre de las calles del grupo Antonio Rueda, en el barrio de Tres Forques, para cumplir con la Ley de Memoria Histórica y eliminar las referencias franquistas en los pasajes de estas viviendas. De acuerdo con este procedimiento, bien podrían considerarse las vías de titularidad pública. No obstante, una vecina denuncia que el consistorio le ha negado en varias ocasiones la reforma del acceso a la calle en la que se ubican las viviendas (y sustituir, así, los dos escalones de acceso por una rampa) porque, explican, «no se trata de calles, sino de corredores que serían elementos comunes de las edificaciones», por lo que exigen que sean los vecinos quienes lleven a cabo la reforma. María Ángeles Muñoz denuncia que ya han sido dos veces las que la Concejalía de Obras Públicas le ha denegado la petición. No obstante, para su madre, de 86 años, con alzhéimer y un andador, subir estos escalones es un suplicio. «Baja con temor y empieza a temblar... Parece que se vaya a caer», lamenta María Ángeles.

Pero no es ella la única que se encuentra en esta situación. En la misma calle hay otra mujer de 97 años que «pocas veces sale a la calle» justamente por el impedimento que le supone el acceso a su casa. También, dice, hay una persona con minusvalía y otra chica joven con un carro de bebé. «Todos me han dicho que me apoyan en esto», asegura María Ángeles. Y lo hacen porque en el bloque contiguo, el de la calle Poesía, Mariano Carsi Pascual y Joan Reixach, iniciaron la misma petición hace ahora un año, con la diferencia de que, en este caso, sí lograron su petición, por lo que los vecinos de la calle Ada Lovelace exigen aún con más ímpetu que sea la concejalía quien mejore la accesibilidad a las personas que allí viven, la mayoría mujeres mayores.

Compartir el artículo

stats