16 de mayo de 2019
16.05.2019
Patrimonio

Patrimonio descarta el riesgo de colapso de la Arcada Nova de la Seu

"Los técnicos constatan el deterioro de algunas vigas que han de ser reparadas con celeridad"

16.05.2019 | 00:00
Patrimonio descarta el riesgo de colapso de la Arcada Nova de la Seu

La Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Generalitat envió ayer a un equipo de técnicos para realizar una primera valoración visual del estado de la Arcada Nova del siglo XVI de la Catedral de València. La inspección de urgencia se ha producido tres días después de que el arzobispado alertará de que «existe riesgo del colapso parcial» de este mirador renacentista diseñado por Gaspar Gregori y que envuelve el ábside de la Seu que da a la plaça de la Mare de Déu.

El equipo técnico, que estuvo acompañado por los responsables de patrimonio del cabildo, según subraya la Conselleria de Cultura en un comunicado, «tras la inspección ocular ha desestimado que exista riesgo inminente de colapso en la Arcada Nova». No obstante, añade Patrimonio, «los técnicos han constatado la existencia del deterioro de algunas vigas que han de ser reparadas con celeridad».

Iglesia y Patrimonio se han enzarzado las últimas 48 horas en una batalla sobre la existencia o no de informes que justifiquen la urgencia de la restauración de diversos elementos arquitectónicos de la Seu que reclama el arzobispado desde hace cinco años. La archidiócesis tiene financiación para rehabilitar este edificio protegido, pero no puede actuar porque Patrimonio no aprueba los proyectos presentados. Cultura asegura que faltan informes técnicos, mientras el arzobispado sostiene que ya los ha enviado y no han contestado.

Este desencuentro podría haberse desbloqueado en la reunión que mantuvieron ayer los técnicos de Patrimonio y los responsables de la conservación de la Seu. Según Cultura, en este cónclave «se ha trazado un plan de actuación tanto para resolver los problemas puntuales de la techumbre de la lonja de la Arcada Nova, como para acelerar la resolución de los proyectos pendientes de autorización».

Como primer punto de la reunión, el personal técnico de Patrimonio ha pedido a los religiosos una priorización de los asuntos pendientes entre ambas partes, «y el cabildo ha reclamado, como primera intervención, por delante de las vigas, la resolución de las goteras en la capilla del Relicario».

En la reunión de las dos técnicas de patrimonio y el subdirector general de Patrimonio y Museos, Antonio Bravo, con el conservador del patrimonio artístico del cabildo, Jaime Sancho, el canónigo fabriquero, Ramón Fita, y el canónigo archivero, Vicent Pons, «se ha acordado que se presentará una memoria valorada para realizar la reparación de las vigas de la Arcada Nova», destaca Cultura.

La Dirección General de Cultura y Patrimonio se ha comprometido a «analizar con diligencia este documento para que las obras se puedan acometer lo antes posible». Así mismo, se ha ofrecido la colaboración de los técnicos de Patrimonio para la redacción de tal memoria.

Cultura insiste en «la necesidad de que el cabildo complemente los proyectos que hay pendientes con informes que tengan en cuenta valores arqueológicos, históricos, arquitectónicos y artísticos,y que, en reiteradas ocasiones, se ha solicitado tanto por vía escrita como en reuniones presenciales».

Revisión de las goteras

Los técnicos de Patrimonio han aprovechado la visita «para valorar, nuevamente, el estado de la capilla del Relicario, supuestamente afectada por filtración de agua de lluvia», detalla Cultura. Acompañados por los responsables del cabildo, «han constatado que las goteras no han causado daños estructurales y ambas partes han consensuado la necesidad de presentar otra memoria valorada como paso previo a la autorización de las obras para reparar las filtraciones». «En Patrimonio se espera este documento desde enero, cuando se envió un requerimiento oficial», insiste la conselleria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook