24 de mayo de 2019
24.05.2019
La Marina

Una base de la Copa del América acogerá un centro de biotecnología

La iniciativa está liderada por la compañía valenciana Ética junto a un grupo de inversores

24.05.2019 | 13:10

La antigua base 5 de la Copa del América de Vela, donde operó el equipo francés Areva, será ocupada por el primer centro empresarial español de gestión privada especializado en biotecnología y salud, que acogerá entre 10 y 20 empresas.

Según ha informado La Marina de València en un comunicado, Biohub VLC será titular, por un periodo inicial de 10 años, de la concesión de la antigua base del Equipe Areva, en cuya adaptación se invertirán más de 1,5 millones.

La iniciativa está liderada por la compañía valenciana Ética junto a un grupo de inversores, que ha firmado con el Consorcio Valencia 2007 el uso en concesión del espacio por un periodo inicial de 10 años.

"En La Marina de València aprovechamos y reutilizamos las antiguas bases de la America's Cup llenándolas de contenido relacionado con la innovación. Ahora damos la bienvenida a Biohub VLC, que se suma a este distrito innovador marítimo donde ya operan importantes agentes como Bankia Fintech y, en breve, el Centro Mundial de Alimentación Sostenible de València (CEMAS), entre otros", afirma Vicent Llorens, director general del Consorcio Valencia 2007.

El objetivo del Biohub es ayudar a consolidar el clúster regional de Health Sciences, atrayendo talento, empresas e inversión y reforzando la marca Valencia a escala nacional e internacional, a través de la innovación, el emprendimiento y la excelencia científica.

Estará operativo a principios de 2020 y contará con zonas de trabajo para empresas; áreas de uso compartido y de trabajo compartido; laboratorios; salas de reuniones y espacios multiusos –con diferentes formatos y capacidad-, y un centro de eventos, con aforo para 500 personas.

"La Comunitat Valenciana es ya paradigma nacional en emprendimiento del sector biotech, un sector con gran proyección y potencial, generador de empleo de muy alta cualificación, competitivo y estable. Pero tiene un serio problema: las empresas del sector encuentran grandes dificultades una vez superada su fase inicial para dar el paso a la fase de crecimiento", subraya Fernando Ibáñez, cofundador y director general de Ética.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook