28 de mayo de 2019
28.05.2019

Reclama estaciones para un control «riguroso» de la contaminación y más áreas urbanas peatonales

El pleno del CVC califica de «poco exigente» el protocolo municipal en definición y valores máximos en PM10

27.05.2019 | 20:27

El Consell Valencià de Cultura no solo se pronunció ayer respecto al Plan Especial de Protección para Ciutat Vella. También trató en su sesión plenaria la contaminación atmosférica de la ciudad, y aunque reconoció que «no es la de otras grandes ciudades españolas» acto seguido pasó a reclamar al Ayuntamiento de València una serie de actuaciones o medidas para reducirla. Así, instan al consistorio «a la instalación de nuevas estaciones de medición y la utilización de unidades móviles» que puedan resultar eficaces «en un control riguroso». Aunque apuntan a que el nivel de contaminación está entre «moderado y deficiente, con algunas puntas ocasionales buenas o malas, pero nunca muy malo», acto seguido señalan como «urgente» la actualización del convenio firmado en 2012 entre la Generalitat y el consistorio en esta nueva legislatura que ahora arranca.

Además, se hace una particular incidencia en que se ha de cuidar «especialmente» la calidad medioambiental «en los entornos más delicados y vulnerables como son los escolares y los hospitalarios».

En el informe sobre contaminación se concluye que es el tráfico rodado la principal fuente contaminante, con la pista de Silla como punto negro. Se incluye un análisis de la calidad del aire de la ciudad realizado por el premio Jaime I José María Baldasano, con valores de contaminación en distintos periodos de los años 2017 y 2018. En ese punto, el Consell Valencià de Cultura especifica actuaciones en relación con la movilidad urbana «como la peatonalización parcial de determinadas áreas urbanas, la incentivación de la utilización de motores de gas GNC como medida transitoria, la modernización o mejora del parque de taxis y furgonetas de reparto, la potenciación limitada del transporte público y la electrificación limitada del parque vehicular» de la ciudad.


Más información y educación

Una de las recomendaciones del CVC ahonda en que la primera propuesta de actuación en temas medioambientales «debe ser siempre la información y educación». «Solo desde un conocimiento riguroso, la ciudadanía podrá valorar adecuadamente la calidad ambiental de sus ciudades y entender y aceptar las medidas que pudieran adoptarse en los casos de contaminación importante o grave». «Hay que recordar también que el periódico Levante-EMV publicaba en marzo de 2018 que un 44% de los valencianos muestra preocupación por la calidad del aire en la ciudad», concluye el informe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook