30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo

El PAI de la Fe se reajusta para minimizar el ruido del tren y la V-30

El ayuntamiento modifica el plan para alejar las viviendas de las torres de alta tensión y la autovía - Calidad Ambiental advierte de que los niveles de contaminación acústica superan lo permitido

El Ayuntamiento de València ha dado luz verde al informe ambiental estratégico para la modificación del plan parcial de la Fuente de San Luis, un desarrollo urbanístico ubicado a espaldas de la Fe atascado durante años, en gran medida, por su mala ubicación al estar encajonado entre las vías del tren y dos importantes y ruidosas carreteras de circunvalación (la V-30 y la V-31). La modificación, instada por el agente urbanizador, va encaminada a alejar varias parcelas edificables de las torres de alta tensión del sector y de las vías de tráfico.

Los promotores de este PAI, que ya fue objeto de varios proyectos frustrados, como un centro de ocio con tiendas y pistas de esquí (Neutopía) y un centro comercial con diseño de Ricardo Bofill (Oceanic), intentan mejorar las condiciones de las futuras viviendas para atraer a los compradores Hace unos meses ya solicitaron una modificación del plan para, sin aumentar la edificabilidad, poder reducir el tamaño de las viviendas (inicialmente había previstas 1.300 y finalmente podrán hacerse casi 2.000) para ajustar al máximo los precios.

Los promotores, vinculados al grupo de inversores alemanes Aquila Capital, intentan mejorar las condiciones de este desarrollo viendo lo que está pasando en otras promociones del entorno de la Fe, como las de Malilla, frente a la Fe, de mejor ubicación pero donde está constando vender las viviendas por su elevado precio (hasta 2.100 euros el metro cuadrado).

En la segunda modificación del plan parcial la empresa urbanizadora del PAI de la Fuente de San Luis solicita la reubicación de una parcela, para llevarla al centro del sector, donde está previsto ubicar un complejo terciario multiusos, alejándola de las torres de alta tensión y también de la V-30.

En la tramitación del informe ambiental de la modificación del plan, realizada por procedimiento simplificado para darle celeridad, ha informado el servicio de Calidad Ambiental y Contaminación Acústica que advierte de que en el sector se superan los niveles de decibelios en horario nocturno fijados por el Mapa del Ruido para las zonas de uso residencial.

Los técnicos del citado servicio advierten de que la parcela a la que se va a trasladar la edificabilidad es de uso terciario y deberán estudiarse los niveles de ruido de las futuras viviendas adoptándose en su caso medidas correctoras frente a la hora de construirlas.

Como sea las obras de urbanización de este desarrollo, cuyas viviendas podrían empezar a comercializarse en 2021, ya han arrancado y las ejecuta el grupo Bertolín. El ayuntamiento también aprobó hace unos días el «pago en especie», esto es en suelo, de la parte que le correspondería de los costes de urbanización del sector de la fuente de San Luis, alrededor de cinco millones de euros.

Viviendas más pequeñas y baratas

El PAI de la Fuente de San Luis es uno de los mayores proyectos residenciales impulsados en València después de la crisis del sector. La reactivación de este PAI, que el ayuntamiento de València ha acogido con los brazos abiertos, ha llegado de la mano de la promotora AQ Acentor, perteneciente al grupo inversor alemán Aquila Capital, que ha puesto sus ojos en la capital del Túria, donde apenas quedan grandes desarrollos urbanísticos vacantes.

Aunque la ubicación no es la mejor, el sector cuenta con puntos de interés como los 75.000 metros cuadrados de suelo terciario, donde podrían tener cabida oficinas, pero también uso hotelero, comercial e incluso universitario. Además hay suelo educativo para un colegio y 20.000 metros cuadrados para un jardín. El sector, con 232.000 m2 edificables, contará con entre un 30-50% de viviendas de protección.

Compartir el artículo

stats