07 de junio de 2019
07.06.2019

Más de 400 personas se suman al «reciclaje perfecto» en Sant Marcel·lí

Los familias de Sant Marcel·lí que llenen correctamente sus bolsas de envases recibirán premios

07.06.2019 | 00:20
Ayer se celebró un taller informativo a pie de calle.

Un total de 446 familias de Sant Marcel·lí están participando en un innovador proyecto europeo, coordinador por Las Naves, en el que se premia a quien mejor recicla los envases. Después de un mes en marcha, los responsables de «ReciPlàstic» confían en alcanzar la cifra del medio millar de personas enroladas en esta propuesta de economía circular. La idea es sencilla. Se trata de que los vecinos hagan una buena selección de los distintos objetos que van en el contenedor amarillo; una vez los llevan a los depósitos de la calle, allí mismo, en una pequeña máquina expendedora, validan con una tarjeta la bolsa que van a depositar y se imprime un código de barras asociado.

Una vez en la planta de reciclaje, se comprueba el contenido de las bolsas de basura y si se puntúa a los usuarios según la calidad de los restos, es decir, si la mayor parte son plásticos y envases. Según César Aliaga, responsable de sostenibilidad del Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística, el 70 por ciento de las personas que participan en el programa reciclan correctamente.

El sistema de puntos va premiando las buenas prácticas de los usuarios y permitirá a los vecinos conseguir diferentes premios como un patinete eléctrico o mochilas fabricadas con plástico reciclado. En total el barrio de Sant Marcel·lí cuenta con 25 contenedores inteligentes que permiten saber qué y cómo reciclan sus vecinos y vecinas los envases ligeros.

Siete millones para el proyecto

Este proyecto piloto forma parte de la iniciativa ReciPlàstic, englobada en la propuesta europea PlastiCircle, con 7 millones de euros de presupuesto. Se llevará a cabo durante los próximos meses en el barrio de Sant Marcel·lí de manera pionera y, posteriormente, se realizará en otras ciudades europeas como Utrecht (Países Bajos) y Alba Iulia (Rumanía).

El objetivo del proyecto europeo PlastiCircle es mejorar y optimizar la gestión de residuos domésticos de envases de plástico desde un enfoque de economía circular, para obtener materias primas con las que fabricar productos de valor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook