18 de junio de 2019
18.06.2019
El concejal 34

Quejas por los trabajos de un taller y la falta de limpieza en un solar

18.06.2019 | 04:15
Quejas por los trabajos de un taller y la falta de limpieza en un solar

Una lectora del barrio de Patraix escribe a Levante-EMV «por la situación de la calle Mariano Ribera», en la que asegura que los vecinos «tenemos que soportar una contaminación acústica, atmosférica y biológica importante debido a numerosas deficiencias».
Según explica, dos son los motivos principales del problema de la calle Mariano Ribera. El primero es un taller de chapa y pintura de automóviles «donde se trabaja sin las medidas de protección necesarias y con las puertas abiertas, por lo que se ve desde la calle la actividad industrial que desarrollan». «Es una calle por donde pasan diariamente gran cantidad de niños por su proximidad a dos centros escolares, Esclavas de María y López Rosat, incluso es ruta segura de Colecamins, el olor a pintura y la nube de sustancias de aerosoles y pulido de los coches altamente contaminante es apreciable desde fuera», lamenta.

El segundo problema, a su juicio es el tapón urbanístico al principio de la calle Mariano Ribera. «Hay dos señales de calle cortada, pues es un solar sin asfaltar y sin aceras. Por donde, desde hace tiempo, circulan los vehículos de recogida de residuos urbanos, y recientemente han instalado contenedores para la recogida selectiva de residuos», detalla en su escrito.

«En ese solar aparcan coches, incluso con 'gorrillas', hay personas con furgonetas que se dedican a la recogida de chatarra y objetos de los contenedores; funciona de pipican para los perros de los vecinos del barrio, con el problema de las suciedad de las zonas próximas; polvo generado durante los días de viento y el que levantan los camiones a su paso, cuando circulan por una calle cortada; olor a pipí y a caca especialmente en los días más calurosos, por la cada vez más escasa limpieza de la calle», finaliza la lectora.
Lourdes Moya

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook