18 de junio de 2019
18.06.2019
Circulación

Russafa: epicentro de la caída del tráfico en València

La intensidad media diaria cae en mayo un 0,9 %, por lo que ya son 17 meses consecutivos de bajada

18.06.2019 | 11:56
El nuevo tramo de la calle Russafa

La intensidad media diaria de vehículos (IMD) volvió a caer en València el pasado mes de mayo respecto a mismo periodo del año pasado, por lo que el «cap i casal» ya acumula 17 meses consecutivos de descenso del tráfico. La bajada en la circulación fue un tímido 0,9 por ciento, pese a que en València accedieron más vehículos que hace un año por las principales entradas.

Russafa se ha convertido el epicentro del descenso del tráfico en la ciudad. Si hace un par de años el efecto del Anell Ciclista fue clave para la progresiva caída en la intensidad media diaria, de nuevo el carril bici de la avenida Regne de València y su continuación en la calle Russafa está actuando como infraestructura disuasoria para el vehículo privado. No es extraño pues que en esta zona es donde, cuantitativamente, menos coches pasan respecto a 2018.

En la calle Russafa la reducción del tráfico fue del 34,1 por ciento en mayo, es decir, pasan 6.164 vehículos menos que mayo de 2018. En Regne de València el descenso es más moderado, del 16,6 por ciento y 3.471 desplazamientos menos. Y en el último tramo de Marqués del Túria, justo en el cruce con las dos vías anteriores, la bajada fue del 12,7 por ciento, es decir, 8.144 coches menos por ese punto.

Hay que reseñar que a la par del descenso del tráfico se ha producido un auténtico 'boom' en el uso de la bicicleta y el patinete en estos nuevos tramos. En Russafa ya se producen de media diaria 2.341 desplazamientos sostenibles, mientras que el Regne de València la cifra alcanza los 1.473 en una de las espiras de medición.

Sin embargo, el punto de la ciudad donde porcentualmente más se ha reducido el tráfico es en la avenida Burjassot, donde el nuevo carril bici se ha convertido en la medida más eficaz para la pacificación del tránsito, un -48,6 % y 6.296 vehículos menos, es decir, la mitad que en 2018. Todo un récord.

En general la reducción del tráfico en mayo fue muy tímida, de solo un 0,9 por ciento, pero no uniforme. De fuera hacia dentro, las grandes entradas al «cap i casal» constataron una subida de la IMD del 0,1 por ciento, especialmente significativa en Ademuz, la CV-500 o Archiduque Carlos.

En cambio, a partir de las las rondas de circunvalación y hacia dentro de la ciudad, la reducción del tráfico fue generalizada. Así en estas grandes vías periféricas la intensidad media diaria cayó en mayo un 1,3 por ciento. En la corona de Ronda Tránsitos la bajada del tráfico fue del 1 por ciento, mientras que en grandes vías y otras grandes avenidas de la ciudad fue del 2,1 por ciento, el porcentaje más alto en esta ocasión de la ciudad.

Por último, la Ronda Interior la caída de la intensidad media diaria fue de 1,3 por ciento. Mientras en la zona norte el tráfico aumentó considerablemente (paseo de la Petxina), en la zona sur de Xàtiva se redujo también de manera importante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook