25 de junio de 2019
25.06.2019
Dispositivo

Tradición y civismo: una Nit de Sant Joan bajo control en València

Una de las noches más multitudinarias de los últimos años finaliza con 114 personas atendidas y sin grandes contratiempos - Los kilos de ceniza se reducen un 14 por ciento y los residuos aumentan un 3,9 %, fundamentalmente en las playas urbanas

25.06.2019 | 04:15
Tradición y civismo: una Nit de Sant Joan bajo control en València
Tradición y civismo: una Nit de Sant Joan bajo control en València

Tan solo el olor a ceniza recordaba a las 9 de la mañana que las playas de la ciudad habían vivido la noche anterior una de las noches de Sant Joan más multitudinarias que se recuerdan. Sin embargo, el dispositivo policial y de limpieza funcionó como un reloj, salvo pequeños restos que los operarios de las contratas municipales se apresuraban a retirar. En total, se recogió un 14 % menos de cenizas y un 3,9 por ciento más de residuos sólidos. Se puede decir que Sant Joan es una de esas fiestas que, con el paso de los años, está completamente bajo control y los excesos del pasado ya no se repiten.

La Policía Nacional detuvo la noche de la festividad a ocho personas en València por actos relacionados con Sant Joan, aunque ninguno revistió especial gravedad. Según pudo saber este periódico, siete de las personas fueron arrestadas por realizar pequeños hurtos entre los que disfrutaban a pie de playa y también por infracciones de la Ley de Extranjería, al carecer de los papeles de residencia en vigor.
Otra de las personas que fue detenida fue arrestada por conducir un coche robado, pero las fuentes consultadas por este periódico destacaron la normalidad de la noche, en la que no hubo grandes reyertas ni tampoco agresiones de carácter sexual.

Una niña perdida

Por su parte, la Policía Local de València levantó ayer 8 actas por venta ambulante en el paseo marítimo, un acta de denuncia a un establecimiento por venta de alcohol fuera del horario permitido e incautó 370 botes de cerveza. Los agentes también impidieron que entraran en la arena 320 botellas de vidrio e incautaron 50 kilos de leña.
Asimismo pusieron 34 denuncias por incumplir la ley de seguridad vial y realizaron un servicio humanitario por una niña que se había perdido. En el operativo de la Unidad Canina se levantaron 22 actas por incautación de drogas.
Mientras, Cruz Roja València hizo también balance provisional de la Noche de Sant Joan, en la que según los primeros datos ofrecidos por la entidad atendió a 114 personas por patologías leves (intoxicaciones etílicas, heridas, quemaduras) y registró 15 evacuaciones.

Un recorrido por las playas de València a primera hora del día dejaba un panorama de absoluta normalidad. Tan sólo el pequeño olor a ceniza en las playas urbanas de la ciudad, Malva-rosa y Cabanyal, indicaba que la noche anterior había habido una gran concentración de personas celebrando las hogueras de Sant Joan.

El dispositivo de limpieza se inició a las 4 de la pasada madrugada para limpiar todas las playas de la ciudad y concluyó a las 9 de la mañana. En total, intervinieron 226 trabajadores y trabajadoras municipales. Durante la jornada de hoy otros 34 operarios y operarias, con tres máquinas para limpiar la zona de arena y un camión recolector para playas de caja abierta, participarán en las tareas de repaso. Todo el operativo de limpieza urbana y gestión de residuos sólidos ha contado con un presupuesto total de más de 38.000 euros.

La Nit de Sant Joan en València se saldó con una reducción del 14% de la cantidad de ceniza recogida, un ligero aumento de los residuos recogidos y un aumento de la colaboración ciudadana al haber hecho un uso correcto de forma mayoritaria de las bolsas distribuidas por el Ayuntamiento de València durante las horas previas a las celebraciones.

Este año los kilos de cenizas recogidos llegan, según las primeras estimaciones, hasta los 32.060, más de cinco toneladas por debajo de la cantidad real recogida el año pasado. Según el ayuntamiento, estos datos son fruto de la concienciación ciudadana para respetar las playas del entorno al Parc Natural de l'Albufera, donde no están permitidas las hogueras. La disminución de cenizas ha sido notable, al pasar de las más de 10 toneladas en 2018 a poco más de dos este año. Por su parte, en las playas urbanas las hogueras han dejado 30.000 kilos de cenizas, por las 27.440 de 2018.

En cuanto a la recogida de residuos, este año ha destacado también el aumento de la colaboración ciudadana. Por un lado, se han recogido alrededor de 6.400 envases con que la gente ha contribuido en la campaña 'Ara pots' de reciclaje. Se han recogido en total 29 toneladas de residuos sólidos, un 3,9 por ciento más que el año pasado.
La mayor parte de los residuos se han recogido en las playas urbanas (alrededor 24.000 kilos), mientras que a las del sur se estima una ligera reducción respecto al año pasado (5,2 toneladas), por los alrededor de 5.000 kilos recogidos en las últimas horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook