05 de julio de 2019
05.07.2019
Control

Russafa tendrá una comisión para resolver conflictos

La iniciativa contará con el apoyo de hosteleros y falleros del barrio

04.07.2019 | 21:38
Una despedida de soltera en el barrio de Russafa.

La asociación de vecinos de Russafa «Russafí» ha creado la Comisión para la Resolución de Conflictos en el Barrio (CRC), con la idea de identificar los problemas y quejas de la zona.

La puesta en marcha de esta comisión ha sido uno de los principales puntos que ha abordado el colectivo vecinal en su asamblea, que tuvo lugar ayer por la tarde, para hacer balance de la primera fase de trabajo de la asociación, desde su constitución hace año y medio; un periodo en el que Russafí ha puesto en marcha diferentes campañas, estudios de opinión y proyectos que han permitido poner en valor la riqueza y la evolución positiva del barrio de Russafa.

La CRC, que cuenta con la colaboración de la Asociación por una Hostelería en Russafa, Al Balansí, y la Agrupación de Fallas de Russafa, pretende identificar y mediar en la resolución de conflictos que puedan plantearse y perjudicar la convivencia en el barrio estableciendo canales de colaboración con el ayuntamiento para abordar cada uno de los problemas con las diferentes áreas municipales competentes.

Entre los aspectos que pretende abordar la comisión está la necesidad de intensificar la limpieza de las calles tras el mercadillo de los lunes, el refuerzo de los dispositivos especiales de limpieza con los actos festivos derivados de la actividad fallera en la vía pública, el control de las terrazas, la falta de aparcamiento y la implantación de la zona naranja, los problemas de ruido nocturno, el precio de los alquileres, las conductas incívicas o la aplicación de la regulación definitiva de las viviendas turísticas.

Referencia

Para los vecinos de Russafa, el barrio ha mejorado mucho durante los últimos años y ya ha superado etapas grises del pasado, convirtiéndose en un barrio de referencia en València.

Esa presión positiva hace, aseguran, que «el barrio sea más vulnerable a la actividad turística, lúdica y cultural que se produce en la zona, por lo que resulta necesario una especial atención, por parte del Ayuntamiento de València, si queremos proteger un barrio referente, que necesita cuidar a sus vecinos residentes».

Sobre este punto, el trabajo de la Comisión de Conflictos en el Barrio pretende servir de testimonio y ejemplo de la labor que debería acometerse desde el próximo Observatorio del Ocio y el Turismo de València, aprobado recientemente en el último pleno municipal antes de las elecciones, y que debería de activarse tras la constitución de las nuevas Delegaciones del Ayuntamiento.

Las expectativas de Russafí ante el inicio de la presente legislatura son muy altas, entendiendo que por fin la ciudad se ha dotado de un órgano de análisis, diagnóstico y ejecución de un plan de trabajo para la promoción de un ocio y un turismo sostenible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído