12 de julio de 2019
12.07.2019

Prórroga de tres meses para los alcaldes pedáneos

La demora en la formación de gobierno ha obligado a ampliar su mandato hasta el 30 de septiembre

12.07.2019 | 00:48

A falta de un gobierno definitivo para el Ayuntamiento de València, el consistorio ha decidido prorrogar hasta finales del mes de septiembre a los 14 alcaldes pedáneos que tiene la ciudad. Entre esos nombres se encuentran dos alcaldes que en la próxima legislatura serán concejales y que, por tanto, deberán dejar sus puestos cuando se forme gobierno. Se trata de Lucía Beamud Villanueva, alcaldesa de La Torre; y Alejandro Ramón i Àlvarez, alcalde de Castellar-l'Oliveral, ambos pertenecientes al grupo municipal de Compromís.

La relación de alcaldes, según publicaba ayer el Boletín Oficial de la Provincia de València, es la siguiente: Ana Batlle Marco (Pinedo); Lucia Beamud Villanueva (La Torre); Laura Felip i Forés (El Perellonet); Alejandro Ramón i Àlvarez (Castellar-l'Oliveral); Josep Gimeno i Alagarda (Pinedo); Ricard Bonet i Segura (Forn d'Alcedo); Raquel Romero i Soler (El Palmar); Joan Francés Estellés Andrés (Carpesa); Tamara Martínez López (Benifaraig); José Ramón Giménez (Borbotó); Javier Riera Molla (Cases de Bàrcena); Enriqueta Llópis Cunyat (Poble Nou); Josep Garcia-Melgares Sanchez (Benimàmet-Beniferri); y Carles Verdaguer Molins (Massarrojos).

El boletín da cuenta también de la renuncia de los dos nuevos concejales a las indemnizaciones que les correspondieran por su cargo de alcaldes pedáneos.


Funciones

Estos alcaldes tienen como función representar al alcalde presidente de la capital en sus respectivas poblaciones, así como velar por el cumplimiento de los acuerdos de la corporación, el buen uso de los bienes municipales y el correcto funcionamiento de los servicios del pueblo.

Son, por tanto, la punta de lanza del ayuntamiento en las pedanías y de ahí que ya en la anterior legislatura hubiera duras negociaciones entre Compromís, el Partido Socialista y València en Comú para nombrarlos. El ejemplo más palpable de aquella lucha fue Benimàmet, el pueblo más grande de la capital, donde primero estuvo dos años un alcalde de Compromís y los segundos dos años un alcalde del Partido Socialista, alcalde que, por cierto, es uno de los que ahora han visto prorrogado su mandato hasta el próximo 30 de septiembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook