12 de julio de 2019
12.07.2019
Fondos

El puerto reserva desde 2010 seis millones para arreglar las playas

Martínez dice que no los ha gastado porque no tenía el acuerdo de Costas, que quiere un plan integral

12.07.2019 | 00:48
Las playas del sur han perdido arena por la barrera que forma el puerto.

El presidente de la Autoridad Portuaria de València (APV), Aurelio Martínez, aseguró ayer que la entidad tiene desde 2010 presupuestados unos seis millones de euros para regenerar las playas del sur de la ciudad que han sufrido el impacto de las instalaciones del Grao, pero añadió a continuación que la parálisis en el uso de ese dinero corresponde a Costas.

Martínez se pronunciaba de esta manera sobre el plan puesto en marcha por el Ministerio de Transición Ecológica para regenerar las playas del sur de València, concretamente las de la Garrofera, Arbre del Gos y El Saler, que son las más afectadas por la pérdida de arena. La idea del Gobierno, tal como ha venido publicando este periódico, es sacar ese material de la costa de Sueca y regenerar estas playas hasta dejarlas en las condiciones que presentaban en el año 1965, todo ello con un presupuesto de 28 millones de euros.

Martínez explicó que la APV hizo una primera provisión en 2009 de tres millones de euros y otra de igual cuantía un año más tarde para regenerar playas y llevar a cabo «obras de compensación» que corrigieran los efectos que en su día tuvo la ampliación del puerto, pero casi una década después siguen «esperando» que la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar les autorice a ejecutarlos.

El citado proyecto incluye un documento donde se apunta como causas de dicha regresión el déficit de aportes del Turia, que fue desviado de su cauce natural, y el efecto barrera del puerto. Se trata de un fenómeno que se ha ido propagando hacia el sur hasta el punto de amenazar ya el ecosistema del Parque Natural de la Albufera.

El director general de la APV, Francesc Sánchez, aseguró que «al principio hubo un impacto» tras la ampliación sur, pero, «desde entonces», y de cara a la ampliación norte que va a acometer el recinto, «se han tomado medidas para que no hubiera efectos».

Y ¿por qué no se regenera el espacio dañado con las provisiones de la APV? Pues, según su presidente, porque a Costas no le basta con los seis millones y porque «no saben el tiempo» necesario para hacerlo ni cómo. En este sentido, añadió que «hasta ahora no hay acuerdo» para ejecutarlos «porque Costas quería tener un plan integral» para regenerar las playas del sur. «Cuando vaya a hacerlo, hay aquí seis millones de euros para atender las obras que necesite», concluyó.


Terminal de cruceros

En un encuentro con la prensa, los responsables de la APV no obviaron otras cuestiones polémicas, como las relacionadas con los cruceros y su impacto en la ciudad, visto con ojos inquisitivos desde el ayuntamiento. Martínez aseguró que el proyecto de nueva terminal para este tipo de viajes está muy avanzado y solo falta acordar con el consistorio los accesos desde la misma a la capital autonómica. Dicho de otra forma, «cómo vamos a sacar a los pasajeros». El presidente de la APV añadió que el debate sobre la saturación que este tipo de turismo puede causar en la ciudad, en la estela de lo que sucede en Venecia o Barcelona, no corresponde al puerto sino a los ciudadanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas