04 de agosto de 2019
04.08.2019

Aparecen varios restos del antiguo Paseo del Saler sobre la playa

La Policía Local acordonó ayer la zona para evitar que los bañistas pudieran correr algún riesgo

04.08.2019 | 04:15

Los bañistas que ayer acudieron a la playa de la Creu de El Saler, cerca de donde estaba ubicado el ya derruido polideportivo, se encontraron con varios restos, en forma de hierros que sobresalían del mar y de la playa, que pertenecen al antiguo Paseo del Saler, derruido en 1997. Ayer, la Policía Local, tras ser informada de esta circunstancia por Cruz Roja, procedió a precintar la zona y a colocar varias vallas a uno y otro lado de donde habían aparecido estos elementos para disuadir a los bañistas de colocarse cerca de ellos y también de nadar a poca distancia de los mismos, para evitar daños personales.

Esta circunstancia se repite en el tiempo, pues, prácticamente, cada año aparecen restos de aquel paseo que se derruyó en 1997, pero que no fue eliminado en su totalidad. Normalmente aparecen después de producirse tormentas que se llevan consigo buena parte de la arena de la playa que, además, suelen producirse fuera de la época estival. En esta ocasión no ha sido así, por lo que ayer fueron muchos los bañistas que se encontraron con estos restos, en lo que parece ser un nuevo ejemplo de los efectos del avance del mar en esta zona del litoral valenciano.
Las playas del sur de València llevan décadas en constante retroceso, el cual se agudizó tras la ampliación del puerto y el plan urbanizador de entre 1965 y 1981, cuando se construyeron varias urbanizaciones, así como el citado paseo y se puso en peligro el sistema dunar. De hecho, a principios de julio se anunció un plan de regeneración de las playas del Saler y Garrofera» que pretende recuperar la línea de costa existente en el año 1965 y la prolongación de la Gola del Pujol a modo de barrera para dar estabilidad a la playa y evitar que la arena arrojada se desplace al sur.

Ayer, la alcaldesa pedánea del Saler, Anna Batlle, confirmaba este retroceso del litoral y decía, como curiosidad, que «el tramo de arena es tan corto que no se pueden poner ni redes para jugar a voleibol, por ejemplo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído