Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prevención

El mapa de riesgo del mosquito tigre fija en la ciudad 34 zonas con mayor control

Sanidad ha atendido 6 avisos por la aparición de esta especie exótica invasora e intensifica la prevención desde abril a octubre

Un técnico revisa el alcantarillado en el Cabanyal. efe/m. bruque

El Ayuntamiento de València revisa mensualmente 34 zonas de la ciudad donde existe riesgo de presencia de mosquito tigre, atendiendo a los casos que se han detectado en años anteriores. Los 34 puntos monitorizados por los técnicos de la contrata municipal se corresponden con parques, jardines o cementerios, además de los entornos de centros médicos y hospitalarios. En todos los casos se realiza una actuación preventiva con tratamientos específicos para el control de esta especie exótica invasora.

Con todo, durante 2019 tan solo se han registrado seis avisos por la presencia de mosquito tigre en la ciudad, según una respuesta de la concejalía de Sanidad al grupo municipal Ciudadanos. Según consta en el ayuntamiento, se recibió una denuncia mediante expediente en la calle Ingeniero Fausto Elio, mientras otras cuatro se interpusieron a través de la plataforma «ciutadans» del consistorio. Se localizaron en las calles Padre Fernando Casanova, Entrada Vázquez, José Durán y Martínez y Mendizábal. Otro de los avisos llegó a través del servicio «Parla amb Joan Ribó» en la calle José de Orga.

Desde la delegación de Sanidad, que dirige Emiliano García, explican que en agosto se están realizando los mismo controles que se desarrollan durante todo el año y en palabras del concejal «no existe ningún problema de emergencia» en la ciudad en la actualidad. Así pues, para Sanidad la situación está bajo control y sin incidencias reseñables.

Dos tipos de controles

Según explican fuentes de la contrata municipal, Lokimica, se realizan dos tipos de controles y tratamientos. El primer dirigido a las larvas del mosquito tigre, cuya presencia es más habitual en edificaciones de una o dos plantas, como al zona de chalets de Blasco Ibáñez o las casas bajas de la calle San Vicente. Normalmente la presencia de las larvas se detecta en propiedades privadas, por lo que la actuación de los técnicos se produce por aviso de los interesados. Es por ello que el consistorio recuerda que la colaboración ciudadana es esencial para prevenir la aparición del mosquito tigre.

Los otros tratamientos que realiza la contrata se dirigen a combatir la población adulta del mosquito tigre, cuya presencia es habitual en zonas verdes, con gran vegetación y mucha agua. Se trataría de los 34 puntos referidos anteriormente, que incluyen centros hospitalarios y médicos por la necesidad de mantener completamente «limpios» estos espacios sanitarios.

Campaña informativa

El ayuntamiento explica en su respuesta a Ciudadanos que durante todo el año se actúa en relación al mosquito tigre, pero que desde abril a octubre se intensifican las acciones de prevención. «Se han repartido trípticos y se ha utilizado el canal bus para un mayor alcance de la información en la ciudadanía. Se han ofertado y realizado charlas a asociaciones de vecinos. A nivel interno, dentro del mismo ayuntamiento, se han realizado de forma regular reuniones de formación y colaboración interdepartamentales, especialmente con servicios de jardinería y Ciclo Integral del Agua», detalla el servicio de Sanidad en su respuesta. El presupuesto de la campaña de información ha sido de 3.630 euros, según especifica la concejalía de Sanidad.

Compartir el artículo

stats