Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo

Rehabilitar las viviendas públicas del Cabanyal costaría 200 millones

El gerente del plan Cabanyal emplaza a desbloquear la subasta de 150 casas diseminadas

Rehabilitar las viviendas públicas del Cabanyal costaría 200 millones

Rehabilitar las viviendas públicas del Cabanyal costaría 200 millones

El gerente de la sociedad Plan Cabanyal, Vicente Gallart, puso ayer cifras a la regeneración del barrio. En una entrevista concedida al programa «A la Carta» de Levante TV, Gallart aseguró que la puesta a punto de las viviendas de propiedad municipal del barrio costaría al menos 200 millones de euros. Una elevada inversión que el ayuntamiento, gobernado por Joan Ribó (Compromís) y el PSPV, debe analizar y afrontar, a juicio de Gallart, quien presentará al próximo consejo de administración de Plan Cabanyal una propuesta de actuación manzana a manzana.

Gallart recordó que en época del gobierno del PP el ayuntamiento compró 600 viviendas para derribar con el objetivo de prolongar la avenida Blasco Ibáñez. Un tercio fueron derribadas, una tercera parte son viviendas unifamiliares y otro tercio (150) son viviendas dispersas, a las que se suma las 76 de bloques portuarios.

El responsable de Plan Cabanyal concedió el fin de semana una entrevista a Efe en la que emplazó a la Generalitat y al ayuntamiento a desbloquear la subasta de las viviendas de titularidad pública diseminadas. Gallart recalcó que estas viviendas (50 de las cuales están ocupadas) degradan el barrio y generan problemas de convivencia y es, además, muy complejo asumir su recuperación para integrarlas en el parque público de vivienda social. «No son unidades independientes, forman parte de edificios que en algunos casos están obsoletos y si las comunidades no quieren no se puede restaurar», insistió Gallart, quien defiende como mejor salida para estas casas la subasta. Una subasta que está preparada desde hace meses pero que la Generalitat bloqueó al entender que no encajaba en la política de impulso al parque de vivienda social del actual gobierno.

Barrio con futuro junto al mar

Para que un proyecto sea de regeneración integral es necesario llevar adelante una regeneración de las viviendas, del espacio público para darle dignidad y una regeneración social, resolver los problemas de delincuencia y dar ayudas para el comercio, abundó el responsable de la oficina que se encarga de gestionar las ayudas y planes de mejora del barrio del Cabanyal.

Gallart aboga en todo caso por priorizar la zona más degradada, la denominada zona cero. «Hay que concentrar la acción en una zona reducida para conseguir objetivos concretos y haya un efecto de contagio», dijo.

El responsable de Plan Cabanyal recordó que los programas de ayuda a la rehabilitación con participación privada están funcionando. Los vecinos, por cuenta propia, han podido rehabilitar 138 edificios con las ayudas del plan estatal ARRU.

Gallart negó, por otro lado,que se esté gentrificando el barrio, aunque admitió que han aumentado los precios de la vivienda, pero recordó que «veníamos de una situación muy negativa». Ahora, dijo, «hemos remontado». «Nos hemos igualado con el resto de la ciudad, estamos entre 1.600-1.800 euros el metro, pero es que no hay que olvidar que el Cabanyal es un barrio con futuro, que está en primera línea de la playa de València».

Compartir el artículo

stats