09 de septiembre de 2019
09.09.2019
Costas

Comienza el desmontaje de las terrazas de Pinedo y El Saler

Los ocho restaurantes afectados por la Demarcación de Costas retiran los elementos exteriores para empezar a negociar la nueva concesión

08.09.2019 | 20:57
Vídeo: Arturo Iranzo
Vídeo: Arturo Iranzo

Se acabó el plazo. Tal como avanzó Levante-EMV, el pasado 30 de septiembre, los ocho restaurantes de Pinedo y El Saler situados en primera línea de playa y, por tanto, dentro de la Demarcación de Costas, han comenzado a desmontar hoy sus terrazas para poder empezar a negociar la nueva concesión, que sería de entre 24 y 30 años, con este organismo público estatal.

Varios gerentes de los restaurantes confirmaron a este periódico que ayer fue elúltimo día en el que sus terrazas estuvieron operativas y que, entre hoy y mañana quedarán desmontadas, pues, como contaba la gerente del restaurante El Velero la semana pasada «a partir del día 10 ya podrían empezar a poner multas» si las terrazas seguían ahí. Eso sí, nadie sabe cuándo podrán reabrirlas.

El abogado Javier Campomanes que, junto a Juan Luis Navarro representan a estos seis restaurantes de Pinedo y dos de El Saler, insistía ayer, como ya hacía la semana pasada en que las desmontan por «voluntad propia» en el marco de la renovación de la concesión y poder negociar que la nueva licencia ampare esos espacios exteriores. No obstante, matizaba que «la actividad de los restaurantes va a continuar», eso sí sin uno de sus elementos más característicos y atrayentes para los clientes como son las terrazas. De hecho, algunos de estos clientes mostraban el pasado domingo a este periódico su predisposición a firmar para evitar esta situación o para apoyar a los restaurantes, e incluso anunciaban protestas ante los mismos.

Fuentes de la Delegación de Costas confirmaban que llevarán a cabo un inspección y agregaban: «Costas ya les anunció que para renovar las concesiones tenían que comprobar con unas visitas de inspección que se cumplían las condiciones de las concesiones originales», aunque no concretaban plazos y advertían que «cada expediente puede conllevar un procedimiento diferente».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook