12 de septiembre de 2019
12.09.2019

El ayuntamiento amortizará este año 38 millones de deuda más de los 56 previstos en los presupuestos

El ejercicio se cerrará con un saldo pendiente de 374 millones de euros, un 45% de los ingresos de 2018

11.09.2019 | 21:13

El Ayuntamiento de València cerró ayer el expediente de concertación de préstamos para el ejercicio 2019, tras la formalización de una nueva operación por importe de 3,2 millones de euros, con la entidad CaixaBank. El procedimiento global se inició en el mes de abril y en él han participado diez entidades financieras. Además, reducirá la deuda en 75,8 millones de euros.

Con esta actuación, el total de los préstamos contratados durante el año asciende a 18,2 millones de euros, los cuales estaban previstos en el Ayuntamiento de València como ingresos disponibles para la financiación de nuevas inversiones.

La Concejalía de Hacienda ha explicado que las amortizaciones de deuda municipal alcanzarán en 2019 un total de 94 millones de euros, con un incremento de 38 millones de euros respecto de los 56 millones previstos en el presupuesto inicial. Así, la reducción neta del saldo de la deuda consolidada a 31 de diciembre de 2019 será de 75,8 millones de euros tras la realización de estas operaciones, y se situará en 374,8 millones de euros, que suponen el 45,02 por ciento de los ingresos corrientes liquidados consolidados en el ejercicio de 2018.

Esta reducción de deuda financiera, junto a los favorables tipos de interés, permitirá este ejercicio un ahorro en el gasto por intereses superior a 5,6 millones de euros respecto a lo presupuestado.


«Deuda controlable»

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha subrayado que el consistorio está entrando en «un nivel de deuda controlable». «Durante los últimos cuatro años, hemos hecho un enorme esfuerzo para lograr este control de la deuda que nos ha permitido, entre otras cosas, salir del Plan de Ajuste», explicó.

«Seguiremos acudiendo al mercado de capitales aprovechando las condiciones favorables del precio del dinero que existen en el mercado financiero», apuntó Vilar, que ve en las nuevas condiciones bancarias una oportunidad para refinanciar la deuda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook