14 de septiembre de 2019
14.09.2019

El puerto asegura que el dragado se hará dentro del recinto y no frente al Saler

Aurelio Martínez precisa que la arena extraída será de Costas y que puede servir para regenerar las playas del sur si así lo piden

13.09.2019 | 21:54
Aurelio Martínez, presidente de la Autoridad Portuaria de València, ayer en Sagunt. Aurelio Martínez, presidente de la Autoridad Portuaria de València, ayer en Sagunt.

Los responsables de la Autoridad Portuaria de València (APV) insistieron ayer en que no se dragará arena frente a las playas del Parque Natural de la Devesa y el Saler para rellenar el muelle de la ampliación norte. Los materiales, dijeron el jueves en un comunicado, se extraerán del interior del recinto portuario y del canal de acceso. Y el presidente de la APV, Aurelio Martínez, enmarcó esta polémica en un clima preelectoral.

Martínez, de hecho, se ha mostrado «molesto» con el alcalde de València, Joan Ribó, y la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, por los comentarios en los que acusan al puerto valenciano de «falta de transparencia» en el proyecto de la nueva terminal de contenedores y enmarcó estas «declaraciones, «basadas en afirmaciones incorrectas» en un «clima de precampaña electoral».

Tras suscribir ayer un convenio con el alcalde de Sagunto, Darío Moreno, para la rehabilitación del pantalán del puerto de esta localidad, el presidente de la APV explicó que la «prueba de que la transparencia es alta es que cualquier persona puede acceder a nuestros documentos, a los que nosotros elaboramos, con acceder simplemente a la plataforma de contratación».

Asimismo, quiso dejar claro que las arenas que está previsto extraer para rellenar la nueva terminal de contenedores del Puerto de Valencia son las que se encuentran en la dársena interior de la ampliación norte y del canal de acceso al puerto. «Es un canal de acceso que ya existe», remarcó.

En la actualidad, este canal tiene una profundidad de 18 metros. Se trata de un canal necesario para que los grandes barcos puedan acceder al puerto sin problemas. Esa fue la profundidad que se pensó hace diez años, pero ya estamos en barcos de 22.000 contenedores y pueden llegar a 24 o 25.000. Eso significa que los nuevos barcos tendrán más calado y necesitan más profundidad», explicó Martínez.

«Si queremos una terminal adaptada y con visión de futuro para los nuevos tráficos y queremos atender a los barcos más grandes, pues tendremos que adaptar el canal de entrada, dragándolo», argumentó.

En cuanto al destino de la arena que surgirá del dragado, Martínez ha apuntado que si no la quiere la Dirección General de Costas, que es la propietaria de la arena y el que decide su uso, el Puerto de Valencia la utilizará para la nueva terminal. «Puede suceder que Costas nos pida que esa arena se destine a regenerar las playas del Saler, lo que haríamos gustosamente», dijo. «En ese caso, lo que ocurriría es que no solo no vamos a quitarle arena a las playas, sino que se las daríamos, pero, repito, la decisión depende de Costas. Si Costas estima que no la necesita, que el tamaño es pequeño y que no le sirve para regenerar las playas, pues entonces las utilizaremos para relleno», incidió.

El presidente de la APV ha contextualizado en «un clima de precampaña electoral», la explicación para este tipo de «declaraciones basadas en afirmaciones incorrectas». «Después de lo que hemos estado sembrando durante cuatro años, colaborando en un clima de concordia con todos los ayuntamientos, que ahora estén haciendo este tipo de declaraciones, la verdad es que me deja un poco triste», confesó.

Según Martínez, él siempre ha apostado por diálogo y la concordia. «Prefiero esto a los enfrentamientos», concluyó.

Por su parte, la vicealcaldesa de València y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, enfrió ayer el debate con el puerto en relación a la ampliación norte, para la que el alcalde de València demanda una nueva declaración de impacto ambiental, y dijo que la ciudad debe compaginar seguir siendo una «referencia internacional» y «liderando el tráfico de contenedores» con el respeto al entorno natural.

En este sentido, Gómez indicó que cualquier proyecto que se haga en él deberá tener en cuenta los «cánones y garantías que a día de hoy se exigen con respecto al impacto medioambiental». La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) aseguró el jueves que «en ningún momento» se extraerá arena de la playa del Saler para rellenar la nueva terminal de contenedores del Puerto de Valencia, como se ha publicado.

El Puerto de Valencia tiene previsto dragar el actual canal de la bocana del recinto portuario hasta una profundidad de 22,5 metros, para adaptarlo a las nuevas dimensiones y necesidades de las embarcaciones y que puedan desarrollar sus operativas sin restricciones y con total seguridad, han explicado desde la APV.

En el caso de los dragados que el Puerto de Valencia contempla, los materiales que se extraigan «no solamente no serán de las arenas del Saler, sino que podrían destinarse a nuevas aportaciones para las playas del sur de Valencia, si así lo determinase Costas», reiteraron desde la Autoridad Portuaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook