23 de septiembre de 2019
23.09.2019
Instalaciones

Desmayos en el ambulatorio de San Isidro por falta de aire acondicionado

Intersindical denuncia que toda la planta baja del centro lleva quince días solo con ventiladores

22.09.2019 | 19:37
Uno de los pacientes atendidos en la sala habilitada en la planta 1 del centro.

El verano que acaba de terminar ha sido especialmente caluroso y, en muchas jornadas, se han batido récords históricos. Eso se ha notado en el día a día de la ciudadanía de València, pero también en los puestos de trabajo, sobre todo en aquellos al aire libre o en los que no cuentan con las instalaciones adecuadas para combatir estas altas temperaturas.

Esto es lo que sucede, según denuncia Intersindical, en el centro de salud de San Isidro. Las delegadas sindicales del departamento del Hospital General, Eva López y Yolanda Sánchez, denuncian en declaraciones a Levante-EMV que «desde hace unos años el aire acondicionado no funciona bien» en este centro de salud situado en la calle José Andreu Alabarta, y agregan que «desde hace unos 15 días dejó de funcionar por completo en la planta baja y en parte de la segunda planta». Concretamente, como aseveran las dos denunciantes, las áreas afectadas serían las de pediatría, clínica y extracciones. Lugares donde, aseveran «se han llegado a producir desmayos por parte de los pacientes durante las extracciones de sangre debido a las altas temperaturas que se llegan a alcanzar».

La solución, tras las pertinentes reclamaciones y escritos a la dirección del centro, ha sido la más socorrida, la de colocar ventiladores. Es más, desde Interesindical lamentan que, en algunas ocasiones, estos aparatos han sido aportados, de forma personal, por la propia plantilla profesional del centro de salud

Por otra parte, las denunciantes aseveran que se ha tenido que trasladar provisionalmente la sala de extracciones a la planta 1, el único lugar donde sí funciona correctamente el aire acondicionado, y se ha creado una «sala de campaña» donde «los pacientes están apelotonados y donde no hay recursos suficientes».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook