05 de octubre de 2019
05.10.2019
Reconocimiento

La ciudad rinde homenaje a Carmen Alborch, València Acull y el Valencia CF

Fueron distinguidos también Manuel Casanova, Empar Puchades y la Real Academia de Bellas Artes con las Medallas de Oro y como Hijos Adoptivos

04.10.2019 | 22:37
Las autoridades, los personajes y las entidades destacadas posaron tras la entrega de medallas.

«Son personas y entidades que han trabajado para que esta ciudad avance y mejore. Con sus aportaciones individuales y colectivas, han contribuido a proyectar una imagen de la ciudad ligada al arte, la cultura, la acción social solidaria, el deporte, la actividad económica y el buen gobierno», afirmó el alcalde de València, Joan Ribó, al referirse a Empar Puchades, Carmen Alborch, Manuel Casanova, Valencia CF, València Acull y Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, destinatarios de los honores y distinciones concedidos este año por el Ayuntamiento de València y entregados en una ceremonia con la que arrancan los actos y celebraciones con motivo de la festividad del 9 d'Octubre.
Con estos distinciones: dos nombramientos de Hijos Adoptivos -a Empar Puchades y a Manuel Casanova- y cuatro Medallas de Oro de la Ciudad «València se reivindica como ciudad acogedora, plural, innovadora y creativa. Una ciudad de valores, con nombres propios como los que protagonizan hoy esta ceremonia», señaló Ribó en su felicitación a los galardonados (Carmen Alborch y Manuel Casanova a título póstumo) y a sus familiares. En esa línea, les agradeció– en nombre propio y en el de los valencianos- su valiosa aportación al «esfuerzo de València para progresar, para ser una ciudad abierta donde nos sentimos orgullosos y orgullosas de vivir, una ciudad solidaria que se preocupa y atiende quienes más lo necesitan, una ciudad que se moviliza para preservar el patrimonio natural y el planeta en tiempo de emergencia climática».
Con anterioridad a la intervención de Joan Ribó ha tomado la palabra la concejala de recursos culturales, Glòria Tello, que ha destacado que València es una ciudad «donde la diversidad nos enriquece y se trabaja por el progreso y el bienestar de las personas que viven en ella».
Seguidamente se ha dado lectura al acta de concesión de cada una de las distinciones, que en el caso de las dos otorgadas a título póstumo han sido recogidas por Miguel Alborch Bataller, hermano mayor de Carmen Alborch, y Manuel Casanova Llorens, hijo de Manuel Casanova Safont.

Empar Puchades ha recogido su nombramiento como Hija Predilecta, mientras que Anil Murthy ha recibido la Medalla de Oro concedida al Valencia CF; Begoña Llabata, como presidenta de la entidad, la otorgada a València Acoge y Manuel muñoz, como presidente, la Medalla de Oro a la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos.

El presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, Manuel Muñoz, intervino en nombre de todas las personas y entidades galardonadas para agradecer este reconocimiento público.

Muñoz afirmó que València tiene «una gran seguridad en sí misma y un sólido imaginario colectivo natural, fundamentado en la integración, desde el siglo XV, de elementos en apariencia ajenos, que necesita con qué fortalecer sus signos identitatarios».
Resaltó también que en la València de hoy «tenemos un gran conocimiento de nuestra razón de ser después de habernos desarrollado como urbe culta, utópica y emergente». «Una urbe abierta a maneras diferentes de entender el mundo donde conviven dos lenguas que las consideramos igualmente queridas», subrayó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook