Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Método

Plan Cabanyal valorará "uno por uno" los inmuebles a subastar en el barrio

La concejala de Patrimonio asegura que hay casas que se quedarán fuera para destinarlas a alquiler asequible

La subasta de activos de titularidad municipal (viviendas, solares y almacenes) empieza a tomar forma. Mientras la concejala de Desarrollo Urbano y vicealcaldesa, la socialista Sandra Gómez, y el conseller de Vivienda y vicepresidente del Consell, Rubén Martínez Dalmau, de Unidas Podemos, acercaban posiciones el lunes en relación a los bienes a subastar en el barrio, la concejala de Patrimonio Lozano, de Compromís, apuntó en relación a la subasta que las viviendas municipales susceptibles de enajenación (150 aproximadamente) se valorarán caso a caso. «Tal y como hemos acordado en el seno del gobierno municipal, visitaremos las viviendas una por una para determinar cuales podría interesar al ayuntamiento para convertir de manera ágil en vivienda municipal con un alquiler asequible, antes de plantear cualquier propuesta al Consejo de Administración de Plan Cabanyal».

Como se ha publicado la sociedad plan Cabanyal defiende la subasta de 150 viviendas aisladas del barrio, muchas de ellas ocupadas. Dalmau y Gómez llegaron el lunes a un acuerdo para analizar a través de la oficina del Plan Cabanyal qué bienes pueden o no subastarse.

Por otro lado, Lozano informó ayer de que la junta de gobierno aprobó el viernes el segundo programa de ayudas para la rehabilitación de viviendas en el barrio del Cabanyal (ARRU II), que supondrá una inversión de 8,2 millones de euros entre este año y 2022.

De esta cantidad, 3,3 millones irán destinados a la rehabilitación de viviendas municipales para viviendas de alquiler asequible, y los invertirá directamente el Ayuntamiento con fondos de los presupuestos municipales.El resto está destinado a la rehabilitación de viviendas privadas.

El Ministerio de Fomento invertirá un total de 1,87 millones de euros y la Generalitat Valenciana 830.000 euros. Por su parte las aportaciones particulares previstas sumarán un total de 2,32 millones de euros.

La concejala de Vivienda, Isabel Lozano, ha dicho que «el ARRU II aumenta casi un 40% las inversiones municipales para la reforma de vivienda pública para alquiler asequible en el barrio del Cabanyal respecto al ARRU I. Se trata de una apuesta firme por la rehabilitación de la vivienda pública en el barrio y por aumentar el parque municipal de vivienda en nuestra ciudad».

Las ayudas del ARRU II cubrirán un período de tres años (del 2019 al 2022) y podrán empezar a solicitarse antes de que finalice el año. Así todas las obras que hayan comenzado después del 1 de enero de este año podrán beneficiarse de este plan de ayudas.

Una vez aprobado por el ayuntamiento queda pendiente la aprobación por parte del Consell en su próximo pleno y la firma final entre el alcalde y el conseller de Vivienda.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats