14 de octubre de 2019
14.10.2019
Presunto fraude

Grezzi: "La trabajadora de la EMT despedida no tenía autorización para ordenar transferencias"

El concejal de Movilidad mantiene que la jefa de administración fue correctamente destituida

14.10.2019 | 13:18
Grezzi, al centro, en la comisión de investigación.

El concejal de Mobilitat Sostenible y presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, ha asegurado esta mañana que la jefa de administración de la compañía municipal, despedida fulminantemente cuando se descubrió el fraude de 4 millones de euros en el seno de la empresa, "no tenía autorización para ordenar las transferencias bancarias" que fueron a parar al Bank of China de Hong Kong.

Grezzi mantiene la versión de que la jefa de administración se saltó todos los protocolos de seguridad de la compañía municipal e incluso ordenó nueve transferencias bancarias (8 prosperaron), tras ser engañada por una organización criminal que uso la denominada estafa del CEO, es decir, se hizo pasar por el máximo responsable de la empresa para ganarse la confianza de la empleada.

Según Grezzi, la empleada despedida facilitó las firmas y los DNI de sus responsables superiores, el gerente y la jefa de área de gestión, a la organización criminal, con lo que falsificaron las órdenes de pago que, posteriormente, se remitieron a Caixabank para proceder a su abono. "Los que estuvieron por encima de la jefa despedida nunca tuvieron la opción de decidir sobre las transferencias porque la trabajadora no lo comunicó", ha asegurado el edil de Mobilitat. Aunque no lo ha dicho, Grezzi deja entrever también la responsabilidad del banco al aceptar como válidas órdenes de pago de una persona no autorizada.

Sobre las críticas del Comité de Empresa de la EMT y sindicatos como CCOO por el despido de la trabajadora, a la que consideran una cabeza de turco, Grezzi ha desvelado que fueron los propios trabajadores los que quisieron mantener en vigor un laudo de 1986 en el que se hablaba de 'faltas leves, graves y muy graves' que podrían ser motivo de despido. "Uno de de los artículos dice que un trabajador que tenga una alta responsabilidad gerencial en la empresa da información sensible confidencial (DNIS, documentos en firme...), el tratamiento que se debe hacer de ese trabajador o trabajadora es de que ha hecho algo muy grave y es causa de despido. Eso lo quisieron mantener los trabajadores en la negociación del actual convenio y nosotros hemos atendido a ese laudo", justifica el concejal de Compromís.

Grezzi no ha querido responder más preguntas ante los periodistas tras una comparecencia de prensa en la que estaba presentado la campaña de la EMT sobre la nueva ordenanza de movilidad. "Se darán todos los detalles en la comisión de investigación que está en marcha y en el Pleno de este jueves", ha asegurado.

Sobre las filtraciones a la prensa de los correos electrónicos y detalles de la investigación, el concejal ha recordado que todos los consejeros tienen el deber de la confidencialidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook