19 de octubre de 2019
19.10.2019

Silencio atronador en Compromís

El partido de Pere Fuset evita pronunciarse sobre su futuro - El concejal evita acudir a los dos actos de presentación de bocetos

18.10.2019 | 23:27
El alcalde, Joan Ribó, y el propio Pere Fuset evitaron pronunciarse ayer sobre el auto judicial. Ramón Vilar optó por la prudencia.

El procesamiento del concejal de Cultura festiva, Pere Fuset, por el accidente mortal de Viveros ha caído como un jarro de agua fría en Compromís, al que se le amontonan los problemas en el Ayuntamiento de València y en el equipo de Gobierno. Ayer, de hecho, nadie de la formación naranja quiso valorar este asunto. El propio concejal de Fiestas, excusó su presencia en el acto de presentación de bocetos de la Federación de Especial, al que había anunciado que acudiría.Tampoco ha acudido este sábado al acto organizado por las comisiones de Primera A. Y desde el grupo municipal prefirieron guardar silencio a la espera de acontecimientos. Únicamente se realizó una comunicación oficial para certificar que la defensa de Pere Fuset mantenía una «disconformidad absoluta» con el contenido del auto emitido ayer y anunciar un recurso contra el mismo. Pero nadie se pronunció sobre el futuro del concejal.

Apoyo socialista

Quienes sí se pronunciaron sobre este espinoso asunto fueron los socios de Gobierno de Compromís, el Partido Socialista, cuyo portavoz, Ramón Vilar, aseguró que se mantendrán «leales» y «solidarios» con Fuset a la espera de tener más noticias y con el deseo de que el auto pueda recurrirse y quedar sobreseído.

«Por ahora las noticias que tenemos son de la prensa y tenemos que saber más cosas, porque también hay un posible recurso y podría paralizarse el caso», explicó Ramón Vilar a preguntas de Levante-EMV. En este asunto, recalcó el portavoz socialista, «vamos a ser leales y solidarios, y todo lo que podemos desearle es que tenga suerte y le quiten el procesamiento». «Queremos saber más cosas, si cabe recurso, que creo que sí, y que le vaya muy bien», recalcó.

Con estas premisas, el Partido Socialista anunció que no va a pedir responsabilidades políticas a Fuset ni tampoco la dimisión. Vilar asegura que en este asunto el PSPV no tiene líneas rojas marcadas. «Si Compromís tiene líneas rojas que sean ellos las que las apliquen», dijo. Por su parte, entienden que «es un asunto muy grave, pero que no es un caso de corrupción», por lo que insisten en aguardar al proceso judicial, desear suerte al procesado y mantenerse «leales y solidarios» con los socios de gobierno.

Diferencia de casos

En los próximos días, en cualquier caso, se espera que haya un pronunciamiento oficial sobre el procesamiento de Pere Fuset, el primero que se produce en el seno de Compromís y del Govern del Rialto. Su posición hasta ahora siempre ha sido separar claramente entre los casos puramente administrativos, como entienden que sería este, y los casos de corrupción. Para estos últimos las lineas rojas si están marcadas claramente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook