20 de noviembre de 2019
20.11.2019
Movilidad

La zona azul de València no se expandirá, pero se multiplicarán las plazas de prioridad residencial

El nuevo contrato de la ORA permitirá pasar de las 5.000 actuales a las 10.500, pero solo en estacionamientos naranjas mixtos y verdes

20.11.2019 | 11:37
Zona azul frente a Mestalla.

El Ayuntamiento de València aprobará en la Junta de Gobierno Local del próximo viernes la licitación del nuevo contrato del estacionamiento regulado, conocido como ORA. El nuevo pliego de condiciones establece una duración máxima de cinco años y un valor total de 34 millones de euros, según ha explicado el concejal de Mobilitat Sostenible, Giuseppe Grezzi.

Las características del nuevo contrato establecen que de las actuales 5.500 plazas de la ORA se podrá hacer una ampliación de otros 5.000 estacionamientos regulados, pero tan solo para zonas naranja (aparcamiento mixto residentes/libre) y verde (solo residentes), aunque para ello la empresa adjudicataria deberá hacer un estudio de viabilidad.

Además de las 5.000 plazas nuevas previstas, el pliego de condiciones establece que podrán crecer o disminuir en un 20 % de estacionamientos regulados según las necesidades de la ciudad.

El actual equipo de gobierno paralizó en 2015 la licitación del anterior contrato de la ORA al entender que era "perjudicial" para los intereses del Ayuntamiento de València y la propia ciudadanía, según Giuseppe Grezzi. El edil ha explicado que que elevaba en 10.000 plazas el número de estacionamientos regulados pero solo en zona azul y además los parquímetros iban a ser solo propiedad de la empresa. La nueva gestión prevé que los terminales para hacer los pagos, además de incluir última tecnología como pago con tarjeta o móvil, pasarán a ser de propiedad municipal, lo que supone "entre dos y tres millones de euros", ha señalado Grezzi.

Otra de las grandes novedades es que el futuro gestor de la ORA se encargará también de controlar el respeto de las zonas de carga y descarga y de las plazas reservadas a personas con movilidad reducida. Además el adjudicatario tendrá la opción de vigilar el cumplimiento del estacionamiento regulado con vehículos híbridos o eléctricos que reconocerán las matrículas de los coches. De hecho, en el nuevo contrato se obligará a los usuarios a identificar sus vehículos con su número de placa.


Foto: Provi Morillas


Nuevas zonas naranja y verde en València

Grezzi ha señalado que para la creación de nuevas zonas naranja o verde será necesario un estudio previo de la compañía adjudicataria que tendrá en cuenta las necesidades vecinales y su opinión. Hay que recordar que barrios como Russafa, Sant Josep o Benimaclet han reclamado de una u otra manera la priorización del estacionamientos para residentes. En la actualidad hay 5.439 plazas reguladas en València, de las 4.879 son azules y 560 son naranjas. La nueva licitación del ayuntamiento permite multiplicar las actuales cifras, pero solo con aparcamientos de prioridad residencial.

El concejal ha confirmado que la zona naranja de Ciutat Vella, la única que hoy existe en la ciudad, pasará a ser completamente verde –exclusivamente para residentes–, pero la licitación del nuevo contrato de la ORA no está supeditado a la puesta en marcha de las cámaras de control de acceso de la nueva zona de prioridad residencial que se crea en este distrito centro. "Son procesos independientes", ha dicho el edil, que ha explicado que primero entrarán en servicio las cámaras con el actual sistema de zona naranja y en el futuro se adaptará cuando se convierta en verde.

Grezzi ha informado de que el anterior contrato de la ORA, prorrogado desde 2016, tenía una duración de 8 años. Desde 2013 hasta agosto de 2019 la empresa adjudicataria, Dornier, facturó un total de 46 millones de euros, de los 17 fueron ingresos para el Ayuntamiento de València.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook