02 de diciembre de 2019
02.12.2019

Amics del Carme lanza una campaña para denunciar el exceso de solares vacíos

Ponen a la venta un bono-ayuda en forma de 250 postales firmadas por la artista Carmen Calvo para financiar sus denuncias contra la especulación

01.12.2019 | 20:51
La obra «Inter(valo) de Carmen Calvo en la calle En Borràs.

El barrio del Carme es uno de los que más está sufriendo el proceso de turistificación y transformación del suelo residencial en hotelero o destinado a pisos turísticos. A ello hay que añadir la gran cantidad de solares que se encuentran vacíos, más de 100 en el distrito de Ciutat Vella, y la salida del barrio de muchos vecinos por la subida del precio del suelo y los alquileres.

Para hacer frente a esta situación y para sufragar los gastos de las campañas que Amics del Carme y otros colectivos realizan para denunciar «la hotelización» de sus zonas de residencia, esta asociación ha lanzado un bono-ayuda que consiste en la puesta a la venta de 250 postales numeradas y firmadas por la artista Carmen Calvo. Esta iniciativa se presentó en el mercado de Mosén Sorell bajo el lema «faltan vecinos y sobran solares». «En el Carme ya hay calles donde no hay vecinos, solo solares, casas en ruinas o apartamentos turísticos», indicaban fuentes de la asociación.

La propia Calvo, que estuvo presente en el acto, añadía que «un pueblo que olvida su pasado no puede aspirar a un presente digno ni a un futuro halagüeño». En las postales, que ya están a la venta, aparece uno de los trabajos de Calvo. Se trata de «Inter(valo)»; una fotografía de seis metros de alto por cuatro de ancho que reproduce una imagen de un armario y que se encuentra situada, desde noviembre de 2014, en la calle En Borràs, en la pared medianera de un solar situado frente a la torre del Ángel, un vestigio de la antigua muralla árabe.


Actualizar el registro de solares

Amics del Carme considera que la «falta de diligencia» de la administración está «arruinando barrios enteros por el abandono o por la especulación». Por ello ha iniciado también un grupo de trabajo para hacer un seguimiento de la situación urbanística de los solares de Ciutat Vella, que son «un foco de problemas patrimoniales, urbanísticos, de salud y de población de nuestros barrios». Ellos piden al ayuntamiento que actualice el registro municipal de solares y edificios a rehabilitar para promover la creación de nuevas viviendas, así como mejorar la salubridad de las calles y también el carácter patrimonial del centro histórico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook