11 de diciembre de 2019
11.12.2019

El 81% de las 939 personas sin hogar en València ha sufrido algún tipo de violencia

El 25 % de las mujeres que pernoctan en la calle fue víctima de abusos sexuales - El ayuntamiento anuncia la construcción de un albergue municipal

11.12.2019 | 14:01
El 81% de las 939 personas sin hogar en València ha sufrido algún tipo de violencia

La ciudad de València cuenta en la actualidad con 939 personas en situación de sinhogarismo, según el censo que realizó el Ayuntamiento de València junto a 13 entidades sociales de la ciudad el pasado 24 de octubre, y en el que participaron 582 personas voluntarias (aunque se interesaron 807). La concejala de Benestar Social, Isabel Lozano, ha remarcado que esta es la primera vez que se tienen datos fiables de las personas que viven en la calle o en albergues, ya que la anterior muestra del año 2015 «solo contó a las personas a las que recibían atención directa», por lo que las cifras «no se pueden comparar». En aquella ocasión, el informe elaborado a caballo entre 2014 y 2015 «estudió» a 339 personas.

Isabel Lozano ha asegurado que en el plazo de dos años quieren repetir el censo para conocer la evolución real del problema y hacer un seguimiento a las personas que pernoctan en la calle o en albergues de entidades sociales.

El primer censo elaborado con la ayuda de las entidades sociales y el voluntariado permitirá a la concejalía realizar un diagnóstico más real de la situación actual de las personas sin hogar en la ciudad y, sobre todo, diseñar políticas específicas y mejor encaminadas a mejorar la situación de este colectivo «de alta vulnerabilidad», como la descrito la edila.

Los datos recopilados de las personas que han participado en el censo se remitirán ahora a la Universitat de València para que realice un estudio concienzudo sobre las causas, los problemas y las soluciones que se pueden implementar para intentar reinsertar a estas personas en la sociedad. Estará listo en un año.

Multifactorial y alta vulnerabilidad
Según ha explicado Yolanda Polo, de la red de entidades sociales que ha participado en el censo, «en los últimos años hemos visto un cambio de perfil de sin hogar». «Hace 20 años eran hombres de 50 años desaliñados. Hoy en día hay multitud de perfiles, mujeres, hombres, jóvenes, desahuciados, mujeres de violencia de género, etc. Es una problemática multifactorial. Cualquier persona puede verse abocada a una situación de calle, porque lo único en común es que están sin hogar», ha recalcaldo.

Su compañero Emilio López ha detallado las cifras del censo, que ha revelado aspectos muy importantes. De las 939 personas censadas sin hogar, 403 duermen en albergues y 536 en la calle. La media de edad es de 44 años, y el 6 % eran menores de 21 años, el 21% mujeres y el 58 por ciento extranjeros. El 60 % están empadronados en València.

Según López, un 48 % de las personas censadas estaban en la calle menos de un año, «por lo que casi la mitad han llegado a esta situación recientemente y habla de la alta vulnerabilidad del colectivo». En cambio, un 14 % llevaban más de 10 años en la calle. Un 81 % de las personas que pernoctan en la calle relataba haber recibido algún tipo de violencia fñisica o verbal, mientras el 25 % de las mujeres sufrieron violencia sexual de algún tipo.

El 57 % de las personas calle disponían de tarjeta sanitaria, aunque entre las que pernoctaban en albergues el porcentaje de protección sanitaria se elevaba al 97 %. Una cuestión importante, ya que el 39 % de las personas sin techo sufre enfermedades crónicas.

Futuro albergue municipal
La concejala Isabel Lozano ha explicado que la apuesta en el ayuntamiento "es clara, fruto de la colaboración mutua con entidades, y quiere mejorar la situación de las personas sin hogar", y ha detallado que de las 234 plazas de albergues y pisos que había en 2015, los recursos de Benestar Social se han incrementado hasta las 426 plazas. "Por ejemplo, la operación frío cuenta con 100 plazas extras, como el nuevo centro de emergencias sociales, las 39 plazas de la Fundación Salud y Comunidad y las 30 plazas de Cáritas".

La titular de Benestar Social ha adelantado dos líneas de trabajo para este mandato: "Se trata de la apertura de cinco pisos municipales capacidad de 15 personas. Y en segundo lugar queremos hacer un albergue municipal, y para el año que viene ya tenemos presupuesto para redactar el proyecto". Lozano ha asegurado que persiguen una atención 24 horas para estas personas sin techo y que van a crear un nuevo espacio de gestión para el servicio en Guilllem de Castro que servirá para ampliar la plantilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook