13 de diciembre de 2019
13.12.2019
Levante-emv
Acceso norte

Ribó impone otro informe ambiental para la ampliación del Puerto de València sin apoyo del PSPV

La Junta de Gobierno aprueba la petición de una nueva DIA sobre la afección de las obras en los barrios del entorno y en las playas

13.12.2019 | 16:44
Ribó impone otro informe ambiental para la ampliación del Puerto de València sin apoyo del PSPV

La Junta de Gobierno Local de València ha aprobado, con los votos de Compromís y la abstención del PSPV, pedir una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA) sobre la afección de las obras de ampliación norte del puerto en los barrios que rodean el recinto y en el entorno natural, especialmente las playas.

La petición se recoge en una moción del alcalde, Joan Ribó, que incluye siete informes de la Secretaría de Urbanisme (con un informe de la Universitat Politècnica de València) y los servicios de Playas, Movilidad, Devesa-Albufera, Parques y jardines, y Emergencia Climática y Transición Energética.

Se calcula que podrían atravesar la zona hasta 400 camiones por hora y que los efectos de dragado podrían causar daños graves sobre el entorno natural, además de un cambio paisajístico sobre las playas.

En la moción se pide al Ministerio competente una nueva DIA previa a la aprobación final de la concesión administrativa de la nueva terminal de contenedores, a la que opta la firma Terminal Investment Limited (TIL), filial del grupo MSC.

Se ha formulado un informe múltiple sobre la materia y se asumen como propios los contenidos que adjunta (los siete informes), con el que se da traslado a la Autoridad Portuaria de Valencia como respuesta única a su petición.

También insta a la Conselleria de Política Territorial a comunicar a la Autoridad Portuaria la importancia del punto 2.d) de la Directiva 124 sobre puertos de la Comunitat Valenciana, que habla de "evitar las actuaciones que supongan detrimento de la calidad del frente litoral, por su gran importancia estratégica".

La nueva terminal de contenedores cuenta con una DIA de 2007 y el informe de Secretaría considera que hay modificaciones respecto a entonces sin que haya sido objeto de una nueva evaluación que permita valorar la afección ambiental derivada del nuevo emplazamiento del muelle.

Además, alude al agravamiento de la incidencia paisajística que la declaración de 2007 ya reconoció en su inicial ubicación más alejada de la playa de la Malvarrosa, y pide a la APV que se dirija al órgano competente del Ministerio para la Transición Ecológica para que se pronuncie de forma expresa sobre la necesidad de una nueva DIA.

Según esos informes, la ejecución de las obras de ampliación y su posterior explotación no pueden ser tratadas "de una forma tan liviana" en garantías medioambientales y se deben realizar los estudios y trabajos que puedan garantizar una mínima afección medioambiental presente y futura.

En cuanto a movilidad, se ha informado negativamente la ampliación por las afecciones no deseables que podrían sufrir los actuales equipamientos de la ciudad, a la espera de que se elabore un plan de movilidad de la terminal y pueda ser evaluado.

También hacen referencia a la emisión de contaminantes y los daños en la salud humana y los ecosistemas y en la ciudad y área metropolitana y el incremento de la contaminación acústica.

Preguntado por estos informes, el conseller de Política Territorial, Arcadi España, ha expresado el respeto institucional a las decisiones del Ayuntamiento y ha destacado el clima de diálogo que existe en la comisión Port-València.

"Esa es la vía, la del diálogo y hacer que el puerto, que forma parte de la ciudad, todo lo que haga sea en el marco de la sostenibilidad y en relación a su entorno tanto desde el punto de vista del medio ambiente como de la movilidad", ha manifestado tras el pleno del Consell.

La discrepancia del PSPV

EL PSPV de València ha criticado a sus socios de gobienro porque "no ha habido una voluntad de consensuar un texto" para esta propuesta. Así se ha pronunciado la vicealcaldesa socialista de València, Sandra Gómez, quién, en atención a los medios posterior a la rueda de prensa en la que se han explicado los acuerdos de la junta que se han alcanzado por unanimidad, ha afirmado que la presentación de esta moción alternativa se basa en una "cuestión de formas".

Gómez ha relatado que tuvo conocimiento de que se iba a presentar esta moción a la junta este miércoles. "Intenté ponerme en contacto con Alcaldía para mantener una reunión en la que llegar a un acuerdo y un consenso sobre esta moción política que se iba a presentar", ha relatado, al tiempo que ha considerado que "no se atendió su solicitud" porque "existe una voluntad de hacer una estrategia partidista" sobre esta cuestión.

"Lo que veíamos es que no había una voluntad de llegar a un acuerdo en función de los intereses generales de la ciudad, parecía más bien que se estaba buscando una crispación, una tensión y una confrontación con el Partido Socialista. No había voluntad de diálogo, por eso hemos presentado esta moción, o mejor dicho, nos hemos visto obligados a hacer algo que no habíamos hecho hasta ahora que es presentar una moción alternativa dentro de la junta".

La vicealcaldesa ha considerado que esta situación responde a que Compromís tiene "determinados conflictos internos" y que busca "diluir la atención metiendo más temas dentro de la agenda política". "Entiendo que en la situación en que está Compromís, que tienen mucho lío interno y problemas, están intentando disparar a varios blancos a ver si se diluye el punto de los conflictos y los problemas, pero eso a la larga es malo", ha aseverado.

Para la vicealcaldesa, "levantar muros" entre los socios de gobierno es "malo". "Como socia de un gobierno de coalición, me gustaría que dejaran al gobierno en paz. Esto no ayuda en nada, que estemos buscando continuamente tensionar, crispar, que levantemos muros entre nosotros y no seamos capaces de buscar ni media hora en dos días para poder hablar y consensuar, lo único que me viene a la cabeza es una voluntad de crispar, pero yo no estoy en esas", ha aseverado.

La postura de Compromís

Al respecto de la moción también se ha pronunciado el vicealcalde de Compromís, Sergi Campillo, quien en una atención a medios anterior a la de Gómez ha manifestado que "no es una novedad que los grupos discrepan" en la cuestión de la necesidad de una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Así, se ha referido a una votación en Les Corts en la que se pedía la realización de una nueva DIA, y en la que el PSPV votó junto a la oposición, mientras que Compromís y Unides Podem votaron a favor.

Campillo ha incidido en que Compromís busca "seguridad jurídica" a la hora de reclamar la nueva DIA, y ha recordado la situación de paralización de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), "que ha estado paralizada por querer correr demasiado y no aclarar todos los términos jurídicos". "Tenemos experiencia, queremos evitar que vuelva a pasar", ha subrayado.

Así, ha señalado que la moción que ha aprobado su formación "va en defensa de los intereses de la ciudad y de la seguridad jurídica" debido al "enorme impacto que tiene el puerto sobre la ciudad" y que "obviamente, queremos garantizar que se haga correctamente, y que se garantice la salud de los vecinos, especialmente de la fachada marítima".

"La Conselleria de Transición Ecológica se ha dirigido al Ministerio del mismo nombre para que se pronuncie sobre la nueva DIA, por también entender que, según su criterio, es necesario realizar una nueva declaración", ha señalado, al tiempo que ha agregado que "es evidente que la Autoridad Portuaria de València no está por la labor".

Con todo ello, Campillo ha mostrado su "respeto" por la posición de sus socios de gobierno, pero ha remarcado que Compromís "tiene una posición muy fundamentada en defensa de los intereses de la ciudad", ya que, para ellos, "el puerto es la infraestructura que más impacta no solo en la ciudad, sino en toda el área metropolitana, pero tiene más afección sobre la ciudad, ya que toda su fachada marítima se ve afectada".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook