24 de diciembre de 2019
24.12.2019

El renacimiento del Escorxador del Cabanyal

El edificio de 1910, que iba a ser víctima del antiguo plan de derribos, finaliza su rehabilitación para convertirse en archivo y centro cívico

23.12.2019 | 19:15

El «escorxador» del Cabanyal no era un simple edificio con valor patrimonial. Su valor sentimental supera con creces los 110 años de historia que acumula. Por ello en la calle Sant Pere, en plena zona cero del barrio, el ambiente ayer era de enorme satisfacción, con cierto aire de celebración. Decenas de vecinos se dieron cita en el antiguo matadero para conocer cómo ha quedado tras su profunda rehabilitación. Quedan pequeño detalles por rematar, pero la obra se puede decir que está finalizada. El lugar que se convirtió en el espacio de la resistencia de Salvem a la degradación y el derribo programado, será un archivo histórico y un centro de interpretación del barrio.

El «escorxador», ya recuperado, comienza a lucir en la calle Sant Pere, recién reurbanizada y donde ya asoman algunos edificios también rehabilitados, mientras otros lucen el cartel de futuras intervenciones. Con todo, lo que predomina son las casas tapiadas. El proceso de recuperación es lento, pero el antiguo matadero puede servir de revulsivo, con la intención de recuperar la vida del barrio.

Ubicado en el número 36 de la calle San Pere, las obras de rehabilitación y ampliación del «escorxador» del Cabanyal, un edificio del año 1910 emblemático del barrio, están ya prácticamente listas. Se han recuperado «lo que se ha podido recuperar», como explicó el arquitecto que finalizó el proyecto, Boris Strzelczyk (aunque lo iniciaron Tato Herrero y David Estal, este último asesor ahora del alcalde Joan Ribó). Muros de mampostería, azulejos, algún pavimento, la fachada y otros detalles se han salvado en esta reinterpretación del edificio, que cuenta con un nuevo espacio de un inmueble anexado.

La obra se ha financiado con el Plan Confianza de la Generalitat con un presupuesto de unos 500.000 euros. El alcalde Joan Ribó y la concejala de Cultura, Glòria Tello, visitaron el edificio, que cuenta con 356 metros cuadrados construidos, distribuidos en dos plantas. «Este edificio es el símbolo de la regeneración del Cabanyal, un barrio que se va a modernizar sin perder su trama histórica y urbanística. Queda mucho por hacer, pero las cosas avanzan», aseguró el alcalde. «El 'escorxador' tiene muchos espacios que posibilitarán que sean usados por la ciudadanía, pero también un lugar para la investigación», resaltó el máximo responsable de la ciudad, que arrancó unos calurosos aplausos del público asistente.

La edil Glòria Tello recordó que antes de ser concejal «pasé muchas tardes de miércoles aquí y este es el símbolo de la resistencia del Cabanyal». «Al final el pueblo gana y la gente gana», remarcó.

Esta fue una de las primera acciones –los trabajos comenzaron en diciembre de 2018– que el anterior Govern de la Nau proyectó para El Cabanyal, ya que el antiguo matadero habría sido uno de los que, inevitablemente, se habrían derribado de aplicarse el derogado Plan Especial de Reforma y Protección Interior (Pepri) que impulsó el PP en este barrio, que preveía la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar.

Los contenidos del nuevo archivo incluirán aspectos de la historia y evolución histórica de los barrios del Cabañal-Canyamelar, y de su patrimonio, tanto civil (Balneario de Las Arenas, grupo de viviendas Virgen del Castillo, Hospital San Juan de Dios, Drassanes, Casa dels Bous o el Edificio de Reloj?), como industrial (Lonja de los Pescadores, el matadero mismo, o los tinglados del Puerto), y religioso (las iglesias de Nuestra Señora de los Ángeles, Nuestra Señora del Rosario o Santa María del Mar), entre otros. Asimismo, se incluirá información sobre sus fiestas y celebraciones (como la Semana Santa Marinera o San Juan), sobre sus diferentes espacios culturales (Museo del Arroz, Casa-Museo de Blasco Ibáñez, Teatro El Musical, Teatro la Estrella o La Fábrica de Hielo?), sus playas, etc.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook