Abderraman el Kayami en categoría masculina y Laura Méndez en la femenina se impusieron en la San Silvestre de Valencia, que recorrió las calles de la ciudad ayer en un ambiente festivo y con la presencia de 17.000 participantes, según la organización de la carrera. El Kayami completó los 5,3 kilómetros de la prueba con un tiempo de 14,58, por delante Jaquad Chemlal, que llegó a la meta con 15,03, mismo registro que Ismael Quiñones, quien fue tercero.

En la prueba femenina, Méndez invirtió para ganar un tiempo de 17,17, mientras que el segundo puesto fue para Carla Masip (18:03) y el tercero correspondió a Ángeles Ruiz (18:16). Al margen de la vertiente competitiva, la carrera tuvo un marcado carácter festivo, ya que la práctica totalidad de los participantes lo hicieron disfrazados.

Buena parte de estos disfraces eran alusivos a las fiestas navideñas y la mayoría de los participantes en la carrera popular lo hicieron en familia. La presente edición fue el resultado de la colaboración entre la Fundación Municipal de Deportes, la Asociación de Familiares de Alzheimer València, el Corte Inglés y la SD Correcaminos. La jornada lúdico-deportiva tuvo un notable componente solidario puesto que el importe íntegro de las inscripciones se destinó a la AFAV.

La 36.ª edición de la San Silvestre Popular Valenciana, una de las citas más antiguas del atletismo popular de la ciudad y última carrera del año, está dirigida a todos los públicos por su componente festivo, lúdico, familiar y de amigos. La prueba, constó de un recorrido de 5,3 km con salida en la Estación del Norte, pasando por Guillem de Castro, Blanquerías, Paseo Ciutadella, Plaza América, Navarro Reverter, Calle de La Pau, y Calle de San Vicente Mártir, hasta conseguir la meta situada en la plaza del Ayuntamiento.

La primera cita competitiva reunió a 400 corredores de élite, con un dorsal especial y de los cuales se encargó la SD Correcaminos, y la segunda contabilizó a 17.000 corredores y corredoras populares que persiguen pasar un buen rato.