09 de enero de 2020
09.01.2020
Levante-emv
Recuento

Una propuesta del PP es la más votada de las 21 aprobadas en los presupuestos participativos

La ciudadanía apoya la instalación de contenedores que premian por reciclar, un segundo anillo ciclista o un millón más para plantar árboles - La participación aumenta un 26 por ciento, pero se queda en un 2,9 % del censo de la población

08.01.2020 | 21:37
Una propuesta del PP es la más votada de las 21 aprobadas en los presupuestos participativos

Un proyecto que impulsó el Partido Popular, la instalación de contenedores que recompensan al usuario si recicla envases, ha sido el más votado por la ciudadanía en el quinto presupuesto participativo, que se debería ejecutar a lo largo de 2020 (aunque otras convocatorias acumulan un retraso importante). El PP asegura que recogió ideas que le propusieron los vecinos y las presentó a la consulta ciudadana con el ánimo de que salieran elegidas, haciendo campaña activa por ellas. Su propuesta estrella, que ya fue una de las más votadas en la fase de apoyos, ha logrado el respaldo mayoritario en la fase final, con 6.323 votos. Se instalarán 16 contenedores de envases (reverse vending) en Ciutat Vella y l'Eixample, con el objetivo de dar una recompensa al ciudadano que recicle. En otros países o ciudades suelen ser descuentos para aparcamientos, para el transporte público o para comprar en supermercados.

Se da la circunstancia que la propuesta más votada por la ciudadanía de València en los presupuestos participativos guarda muchas similitudes con la idea del sector ecologista de Compromís en el gobierno de la Generalitat de implantar un sistema SDDR, es decir, depositar envases y a cambio recibir dinero por reciclar. Pero el proyecto de la anterior legislatura quedó paralizado tras el rechazo de sus socios del PSPV a desarrollarlo. Incluso provocó una crisis política y dimisiones. Durante este mandato se estudiará de nuevo de viabilidad.

La propuesta de los envases y el resto de los 21 proyectos aprobados, como plantar más árboles con un millón de euros, creación de varios carriles bici o instalación de árboles solares, «son proyectos alineados con las políticas públicas del Gobierno del Rialto», señaló la edil de Participación, Elisa Valía, que valoró «de manera satisfactoria» el aumento de un 26 por ciento de personas involucradas en las distintas fases de la consulta ciudadana. En total 20.090 personas, que representan el 2,95 % del censo, frente al 2,33% de la edición anterior. «Vamos a trabajar para rediseñar el proceso y que se involucre todavía más la ciudadanía», aseguró la edil socialista, tras admitir que los más jóvenes y lo más mayores apenas participan.

Entre las propuestas aprobadas hay varias que podían generar confusión entre la ciudadanía, pues en el detalle de las mismas se explicaba que lo que se votaba era un estudio de viabilidad, no la ejecución en sí como se leía en el enunciado, algo que advirtió en su día la concejalía de Mobilitat. Por ejemplo, se destinarán 18.000 euros para ver si es viable crear una red de aparcamientos de bajo coste; o 10.000 para evaluar un posible rediseño del carril bici de Regne de València si los técnicos creen que es problemático; también 18.000 euros para «peatonalizar para siempre la calle Colón», aunque en realidad solo se dictaminará si es posible hacer esta gran obra. El alcalde Joan Ribó, que acompañó ayer a Valía, ya advirtió que era algo «muy complicado».

Sí se hará una especie de segundo anillo ciclista, la obra más cara, aunque en realidad es hacer un vial ciclista por las avenidas Peset Aleixandre, General Avilés, Cardenal Benlloch y Eduardo Boscá, con 1.350.000 euros de presupuesto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook