21 de enero de 2020
21.01.2020
Temporal Gloria

El temporal destroza el Marina Beach Club de València

La subida del nivel del mar por una marea ciclónica y las olas de récord arrasan parte del local

21.01.2020 | 21:17

La borrasca Gloria ha destrozado algunos espacios del Marina Beach Club. Una subida de hasta 80 centímetros del nivel del agua como consecuencia de una marea ciclónica y las olas de récord que han azotado durante estos días de temporal el litoral valenciano ha causado estragos en la primera línea de playas de toda la Comunitat Valenciana y también en el complejo de ocio de València. Al menos, en una parte "fundamental" e "icónica" del mismo como es El Portet, explica a Levante-EMV Antonio Calero, dueño de club.

El Portet es el restaurante a pie de playa que completa la oferta gastronómica del espacio y que actualmente "no existe" porque el mar "se lo ha llevado por completo", asegura Calero. La tarima de madera de 950 metros cuadrados que cubre la arena de la zona ha quedado arrasada y desperdigada por la playa de Las Arenas.

Los operarios del club que trabajan en la limpieza de la zona han localizado piezas a más de un kilómetro de distancia. Los sofás y todo el mobiliario también ha quedado inservible tras el azote del mediterráneo. "Estamos en una ubicación muy especial, pero también muy frágil", anota el dueño del club.

La peor parte, no obstante, se la ha llevado el restaurante: el sistema eléctrico y la cocina han quedado anegados por el agua que, hasta la noche del martes, cubría la zona en la que hasta ahora estaba El Portet. "En los cinco años que llevamos abiertos ningún temporal había causado destrozos de esta envergadura", admite el propietario, todavía sorprendido por los efectos de la borrasca y apunta que no tienen que reparar desperfectos, sino reconstruir lo que el mar ha destrozado.

Los daños en otras zonas del complejo han sido menores y menos preocupantes para la empresa que los de El Portet, que es la zona más delicada y a la que más "cariño" guardan en la empresa. La carpa desmontable que cubre la zona de fiesta del club durante el periodo invernal no ha sufrido daños estructurales pese a las fuertes rachas de viento porque, según comenta Calero "se desmontó parcialmente para evitar daños mayores".

Con el temporal remitiendo, los esfuerzos del club valenciano se centran en reabrir dentro de las fechas marcadas. "En El Portet hay 100 personas trabajando entre marzo y octubre", informa el dueño que expresa a este diario su intención de lograr la apertura el primer día de marzo para asegurar todos los puestos de trabajo.

Así, el próximo lunes comenzarán las labores de reconstrucción de El Portet, tras las conversaciones con el Consorcio -organismo gestor de La Marina de València- con el que Calero admite que existe una "colaboración total". "El Portet es un espacio fundamental para la viabilidad económica de Marina y también para mantener todos los puestos de trabajo", concluye el propietario del club.

Sin embargo, tras la inusual DANA del pasado mes de abril que ya causó algunos daños en el complejo, para la reconstrucción de la zona afectada por la borrasca Gloria se pensará un diseño con el que mantener la integración con la playa que pueda minimizar el impacto de futuras adversidades climatológicas.

El restaurante Panorama, ubicado en el espigón norte de La Marina de València a escasos metros del club, ha permanecido dos días cerrado por seguridad. "Algunas olas pasaban por encima del restaurante", relata Calero, que también es propietario de este local, y puntualiza algunos daños en la instalación eléctrica, los equipos de sonido, toldos y cristaleras preparadas para soportar las inclemencias del tiempo en exterior, "pero no sumergibles". El local, que corona el malecón valenciano, recibió el impacto constante del oleaje de cifras récord pero no ha sufrido daños de gravedad ni estructurales.

Calero, en una imagen de archivo donde se observa la zona arrasada. German Caballero
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook