El alcalde de València Joan Ribó y el conseller de Educación Vicent Marzà anunciaron ayer que se van a instalar pérgolas fotovoltaicas en 25 colegios de la ciudad en una iniciativa que costará 4,2 millones y que se financiará con cargo al Pla Edificant, por tanto con fondos de la Generalitat. La redacción del proyecto costará 450.000 euros y la ejecución de las obras sumará 3,75 millones.

Marzà destacó que esta es una propuesta pionera que ha partido del propio Ayuntamiento de València y avanzó que los equipos técnicos de ambas administraciones «se van a poner a trabajar de forma conjunta y colaborativa» para llevar a la práctica este plan que entronca con las políticas que impulsa Joan Ribó y el Govern del Rialto, «para luchar contra el Cambio Climático», dijo el munícipe. El objetivo, tal como explicó el alcalde, es que los niños dispongan de «zonas de sombra contra la insolación» en los espacios lúdicos de los colegios al tiempo que se genera «energía eléctrica para autoconsumo» de las propias instalaciones educativas y «se forma a los escolares en los principios de la transición ecológica y la sostenibilidad», como afirmó el conseller. En este encuentro de Marzà con Ribó también han participado la concejala de Gestión de Recursos Luisa Notario; la edil de Educación Maite Ibáñez, así como el director general de Infraestructuras Educativas de la Conselleria de Educación, Víctor García.

En concreto, el conseller recordó que el Pla Edificant prevé 47 millones en inversiones para infraestructuras educativas solo en la capital valenciana de los que 12 millones ya están acabadas y ejecutadas, y otros proyectos por valor de 27,3 millones, que están en tramitación y desarrollo.

A preguntas de Levante-EMV, la concejala de gestión de recursos Luisa Notario subrayó que el IES 41 de Patraix está en proceso de contratación, en la licitación de la redacción del proyecto; y en el CEIP Nou Malilla, «ya tenemos la delegación de la competencia por parte de la Conselleria de Educación y entrará en breve en proceso de la licitación del proyecto». Ambos centros de nueva construcción están incluidos también en el Pla Edificant.

Por tanto, Luisa Notario confía en que a final del presente mandato puedan estar los dos acabados siempre que los procedimientos administrativos vayan «rápidos»y no haya problemas de bajas temerarias u otros relacionados con la licitación de las obras.

Por último, en fase de delegación de competencias y adjudicación de fondos económicos por parte de la conselleria hay seis actuaciones más que suman 20,3 millones de euros. Se trata de las rehabilitaciones de cuatro escuelas -CEIP Raquel Payà, San José de Calasanz, Teodoro Llorente y Lluís Vives- y la reforma integral y ampliación de otros dos -CEIP Salvador Tuset y el Carles Salvador-. Estas cifras llegarán a los casi 52 millones con la instalación de las pérgolas fotovoltaicas en 25 centros educativos.