05 de marzo de 2020
05.03.2020
Reacción

Convent Carmen cree que el cierre del local es una "tropelía"

Ribó asegura que hay «elementos alegales», pero cree que si se arreglan podrá reabrir las puertas

04.03.2020 | 21:13

Convent Carmen ha considerado una «tropelía» y «un ejercicio de violencia administrativa desproporcionada y radical» el cierre de esta instalación determinado por el Ayuntamiento de València y considera que más allá de los informes técnicos es «necesaria la mediación política» para poder mantener el proyecto actual.

Así lo indicaron ayer los directores generales de esta iniciativa, Juan María Sánchez y Santiago Máñez, en la rueda de prensa que ofrecieron para hablar del cierre y defender que esta propuesta «nació como un proyecto colectivo, de todos, de futuro» y correspondiente a «un modelo de ciudad».

Según dijeron, «diez minutos» antes de su convocatoria, recibieron la notificación municipal de cierre y aseguraron que esto no se producido «por sorpresa», sino que «responde a un guión». Tras ello, dijeron que el cierre será «inminente», esta misma jornada.

Máñez explicó que «en absoluto» dan por perdido el proyecto, que consideran ahora «en la encrucijada», y Sánchez subrayó que «jamás» se han saltado la ley ni las normas. «Siempre hemos hecho lo que nos han dicho», afirmó, al tiempo que aseguró que «no existe causa objetiva que determine el cierre».

«No decimos que todo lo hagamos bien, habremos cometido errores, pero cualquier deficiencia tiene carácter subsanable», planteó. Asimismo, lamentó que la concejala responsable de Actividades, Lucía Beamud, haya «declinado» mantener la reunión que le han solicitado y de este modo «cualquier interlocución».

Máñez, que se mostró «indignado», cree que se les ha tratado «con una bofetada» y ha subrayado que la vicealcaldesa y edil de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, ha sido «la única» que les ha atendido.

El alcalde de València, Joan Ribó, también se pronunció ayer sobre este asunto, primero para certificar que hay «una serie de elementos alegales», y al tiempo para admitir que hay «posibilidades de reconducir» la situación.

El primer edil ha declarado: «Yo creo que siempre hay posibilidades de reconducir la situación. Hay una serie de elementos alegales, no ilegales, que se deben reconducir y se está trabajando en esta dirección. En el momento en que estos esté arreglado se podrá reabrir», explicó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook