13 de marzo de 2020
13.03.2020
Levante-emv
Coronavirus

Coronavirus València: La ciudad se prepara por si llega el peor de los escenarios

El Ayuntamiento crea un gabinete de crisis y da poder al Centro de Coordinación Municipal por si ha de tomar medidas extraordinarias de emergencia

13.03.2020 | 14:26
Sandra Gómez y Sergi Campillo, hoy

"València no es Madrid y si ves la gráfica de la evolución de contagios de coronavirus, la ciudad se parece más a la curva que registra Alemania que no la de Italia. No hay que ser alarmistas, pero trabajamos con todas las cautelas y a expensas de lo que diga Sanidad". Con esta declaración el alcalde Joan Ribó anticipaba la estrategia del Cap i Casal de cara a la evolución del coronavirus, aunque no se "mojaba" como su colega de partido, el senador Carles Mulet, para pedir que confinen a los habitantes de la capital de España tras conocerse que se están instalando en zonas turísticas de la Comunitat.

"Lo que está claro es que hay países como China o Corea que han arreglado el problema haciendo medidas más drásticas. O incluso se han tomado aquí, como en ciudades como Igualada, pero es una posibilidad que no me corresponde decidir porque no analizo estas cuestiones de ámbito estatal", argumentaba el máximo responsable de la ciudad.

València se prepara por si llega el peor escenario del coronavirus

Lo cierto es que València se ha preparado para el peor escenario posible. La vicealcaldesa Sandra Gómez y el vicealcalde Sergi Campillo han informado esta mañana que la Junta de Gobierno Local ha tomado una serie de decisiones para proteger la ciudad en caso de que el coronavirus se descontrole, aunque han insistido ambos que la evolución de los casos son controlados y no hay ningún motivo para la alarma.

Se ha creado una comisión permanente de seguimiento de la crisis, que Ribó ha definido como una especie de "gabinete de crisis", en la que están los miembros de la Junta de Gobierno Local, el máximo responsable de Protección Ciudadana, Aarón Cano, la Policía Local, Bomberos, el jefe de servicio de Medicina Laboral del consistorio y el Secretario Municipal. "Nos reuniremos todos los días a primera hora por si hay que tomar decisiones inmediatas", ha señalado Sandra Gómez.

Al tiempo, la Junta de Gobierno Local le ha dado máximos poderes al Centro de Coordinación Operativo Municipal (Cecopal), para que tome medidas de Protección Civil y emergencias en caso de que fuera necesario y se entrara en un escenario de grave crisis. "Decidirá sobre aquellas acciones para proteger a la población, siempre en coordinación con la Generalitat Valenciana y el el gobierno de España. Medidas como una orden de evacuación de la ciudad si es necesario, avituallamiento de víveres o artículos de primera necesidad, además de la coordinación de información. También la restitución se servicios públicos básicos y la vuelta a la normalidad si se diera el escenario", ha detallado la vicealcaldesa, tras aclarar que era un ejercicio de previsión muy lejano al escenario actual.

Debido a la situación de emergencia social, el ayuntamiento también ha habilitado un procedimiento extraordinario de contratación para los servicios de Sanidad y Salud y también Servicios Centrales Técnicos. "Por ejemplo si hace falta comprar desinfectantes, productos de limpieza o realizar encargos de desinfección, se podrán contratar directamente, sin expediente de contratación. Si se diera el caso de un positivo en un polideportivo, podremos actuar de inmediato en la desinfección, nos permite una reacción rápida", ha señalado Sandra Gómez.

Por su parte, el vicealcalde Sergi Campillo ha informado que el Ayuntamiento ha acordado con las diferentes contratas municipales de limpieza y jardinería servicios mínimos del 50 % del personal en el caso de que aumenten las medidas de contención. Y si es necesario intensificar las labores de limpieza y desinfección, como el baldeo o limpieza de contenedores, habrá un refuerzo de la plantilla del 10 por ciento.

Campillo ha sido muy gráfico en la situación que vive València ahora mismo. "Es una situación tan extraordinaria que la ciudad no vivía nada igual desde la riada del 57".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook