Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reanudan la tubería de Campanar "sin informar" a los agricultores

Los afectados piden explicaciones al Emshi y a la concejala Valía porque desconocen el trazado

Reanudan la tubería de Campanar "sin informar" a los agricultores

Reanudan la tubería de Campanar "sin informar" a los agricultores

La Associació de Veïns i Veïnes de Campanar y los labradores de la huerta de Campanar-Benimàmet denunciaron ayer que el Emshi (Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos) ha comenzado a mandar cartas a los agricultores de la zona para informarles que sus tierras serán expropiadas temporalmente para la construcción de una tubería de agua potable que mejorará el suministro a la ciudad. Sin embargo, acusan tanto a la Emshi como al Ayuntamiento de Valencia de mantener «una actitud escasamente transparente y muy poco dialogante con los labradores y barrios afectados por el proyecto de obras de canalización de aguas». «Estas entidades exigimos de una vez por todas información clara, transparencia y diálogo sobre en qué fase se encuentra este proyecto y que alternativas existen al primer trazado diseñado», manifestaron ayer.

?Como informó este periódico, el Emshi ha preparado un nuevo diseño para el trazado de la tubería menos invasivo que el inicialmente propuesto, una propuesta que la concejala del Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía, debía haber presentado a los afectados el pasado mes de diciembre, pero la reunión se canceló por motivos de salud y desde entonces no se ha vuelto a reprogramar. Ahora los agricultores reciben las misivas en las que se les informa de estas expropiaciones temporales necesarias para ejecutar las obras.

?La Associació de Veïns i Veïnes de Campanar, en representación de los labradores afectados, explican que el proceso se inició en febrero de 2018 con las primeras cartas informativas de las expropiaciones, con un trazado que en opinión de los agricultores «suponía un desastre para las tierras de cultivo». Ante esta situación se reunieron con el entonces concejal de Ciclo integral del Agua, en aquel momento Vicent Sarrià, y la Emshi asumió el acuerdo de realizar los estudios para plantear otras alternativas que no invadieran la huerta productiva de Campanar-Benimàmet. La Conselleria de Medi Ambient también informó de que el ramal previsto no se incluía en el proyecto original que obtuvo el Estudio de Impacto Ambiental.

Ante la comunicación verbal de la continuidad de las obras sin ningún planteamiento nuevo, se solicitó una nueva reunión a la nueva responsable, Elisa Valía, quien convocó una presentación con los labradores que se debía haber celebrado el pasado mes de diciembre. Finalmente fue suspendida por enfermedad y desde ese momento, «a pesar de haber reiterado constantemente la necesidad de dicha reunión, esta no se ha celebrado», lamentan.

«En estos momento existe una situación de desinformación general, ya que hay personas afectadas a las que se les ha comunicado recientemente la paralización del ramal que iba a cruzar la huerta de Campanar-Benimàmet, mientras que algunas otras han recibido nuevas cartas convocándoles a la firma de las expropiaciones sin ninguna información, sin ningún acuerdo y sin proyecto nuevo», explican los afectados.

El presidente de la asociación de vecinos de Campanar, Pep Benlloch, señaló a este diario que la actuación prevista «es muy intensa y duradera a lo largo de varios meses» dado que consiste en instalar una tubería de un metro de diámetro desde la V30 a la altura de un punto de Paterna donde está construida. Para ello, es necesario realizar una gran zanja con 15 metros a ambos lados para que discurra la conducción.

Compartir el artículo

stats