30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transparencia

Fernando Giner y Emiliano García son los ediles con más patrimonio

En el lado contrario están las concejalas Amparo Picó, Rocio Gil y Lucia Beamud

Los concejales que más patrimonio declaran son Fernando Giner, Emiliano García y Ramón Vilar - En el lado contrario, los ediles que menos patrimonio dicen tener son Amparo Picó, Rocío Gil y Lucía Beamud.

Los concejales que más patrimonio declaran son Fernando Giner, Emiliano García y Ramón Vilar - En el lado contrario, los ediles que menos patrimonio dicen tener son Amparo Picó, Rocío Gil y Lucía Beamud.

No se puede decir que los 33 concejales que forman la corporación municipal de València difieran mucho del resto de los ciudadanos en cuanto a sus bienes patrimoniales. Como en el conjunto de la sociedad, hay grandes diferencias entre unos y otros y una gran franja situada en medio de ambos extremos.

Atendiendo a la última declaración de bienes de la corporación, publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE), los dos ediles con más recursos son el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, que declara bienes por un valor superior a los dos millones de euros y una deuda de 171.593; y el concejal de Turismo, el socialista Emiliano García, conocido empresario de la hostelería que declara bienes por 1.195.556 euros y un pasivo de 234.378.

Les sigue, ya a mucha distancia, el también socialista Ramón Vilar, con 446.627 euros de patrimonio y cero euros de deuda, muy en sintonía, salvando las diferencias, con la política que como responsable de Hacienda aplica en el propio consistorio.

En el extremo contrario, es decir, entre los que menos declaran, se situan dos concejalas de Ciudadanos, Amparo Picó Y Rocío Gil. La primera dice tener bienes por apenas 1.000 euros y una deuda de 71.000; mientras que la segunda declara 9.924 euros libres de deuda.

También en el segmento más bajo se encuentra la concejala de Compromís Lucía Beamud, con 21.959 euros; y el edil de Compromís Alejandro Ramón, con un patrimonio de 28.678 euros. En ambos casos aseguran no tener ninguna deuda pendiente en su saldo. Y le siguen tres de los concejales más reconocibles de la gestión municipal. Inmediatamente antes, por la cola, está la vicealcaldesa Sandra Gómez, que vive de alquiler y declara un patrimonio de 34.000 euros con cero deudas. Luego está el edil de Compromís Pere Fuset, con 35.968 euros de bienes y cero deudas. Y puede citarse en este apartado también al concejal socialista de Protección Ciudadana, Aarón Cano, que declara 37.527 euros y una deuda que asciende a 137.605.

El resto de los concejales se sitúan entre un extremo y otro con patrimonios similares. El alcalde de València, por ejemplo, es el sexto miembro de la corporación con mejor situación patrimonial. Su activo es de 225.752 euros, con una deuda que se sitúa en 34.788 euros.

Por encima del alcalde están los dos representantes de VOX, José Gosálbez y Viente Montañez, que según la declaración publicada ayer en el BOE tienen un patrimonio de 299.178 y 251.200 euros respectivamente, con una deudas que suman 92.049 y 96.000 euros.

Por su parte, la portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, María José Català, puede decirse que está en la parte baja de la tabla con un patrimonio valorado en 135.394 euros y una deuda que casi lo duplica: 218.281 euros.

Los nuevos ediles

Por citar algunos de los nuevos concejales de la corporación, que aún no ha cumplido el año de vida, vale la pena referirse a algunos de los mejor situados, entre ellos la popular María José Ferrer Sansegundo, con un patrimonio de 219.180 y una deuda de 63.675; el concejal de Ciudadanos Javier Copoví (198.391/ 98.066); Juan Giner, del PP (182.995/0,0); y su compañero de partido Santiago Ballester (175.207/44.276).

La joven socialista Elisa Valía declara, por su parte, 155.205 con un pasivo de 90.661.

Esta relación de bienes corresponde a las últimas declaraciones y modificaciones realizadas por los concejales este mismo año.

Compartir el artículo

stats