30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estrategia

El ayuntamiento se desmarca del pinchazo de la cooperativa de Mestalla

ADU insiste en gestionar la operación inmobiliaria pese a no tener la exclusividad y el Valencia CF busca financiación alternativa

Figuración de las viviendas de ADU en los terrenos del actual campo de Mestalla.

Figuración de las viviendas de ADU en los terrenos del actual campo de Mestalla. levante-emv

El Ayuntamiento de València se desentendió ayer del pinchazo de la operación inmobiliaria de ADU Mediterráneo en los terrenos del actual campo de Mestalla, en la avenida Aragón, donde proyectaban 400 viviendas en régimen de cooperativa. Era un «acuerdo privado» entre el Valencia CF y los cooperativistas, apuntaron ayer fuentes de alcaldía, que manifestaron que la operación estaba sujeta a unos plazos antes de la crisis de la Covid y que no se han cumplido, lo que ha dejado a ADU sin la exclusividad de la operación pero no fuera de la misma, según anunció este domingo por la tarde el Valencia CF.

El ayuntamiento, añadieron las mismas fuentes, analizará caso por caso las consecuencias de la crisis sanitaria en el urbanismo y en las operaciones urbanísticas pendientes en la ciudad para «tratar de mitigar el impacto y continuar o reorientar los proyectos».

El gobierno del Rialto insistió ayer en que la operación de Mestalla no se puede aplazar«eternamente». La concejala de Desarrollo Urbano y vicealcaldesa reclamó ayer al club de Peter Lim que cumpla con los plazos de la ATE de Mestalla,que caducará en 2025, fecha para la cual ya deben estar terminados el nuevo estadio y las torres de pisos.

Así lo explicó ayer Sandra Gómez después de que el club de Peter Lim haya retirado a la cooperativa ADU Mediterráneo la exclusividad en la operación de venta de la parcela del actual campo de Mestalla. ADU y el club tenían que haber firmado hoy, 31 de marzo, la escritura privada de compra-venta del actual campo de Mestalla. Al no llegar a la cantidad suficiente de cooperativistas (debían tener el 75% y apenas tenían el 25%) para avalar financieramente la operación, el club ha decidido retirar la exclusividad a ADU y escuchar nuevas ofertas.

La decisión, apuntan fuentes de Convocovi, la entidad que impulsa la operación junto con ADU Mediterráneo, «obliga a reorientarlo todo, pero no estamos fuera». «Somos de momento la única oferta aceptada» por el club.

Sandra Gómez destacó que el presidente del València, «independientemente de lo ocurrido con ADU, ha dicho que quieren cumplir y acabar sin esperar a la financiación y con eso nos quedamos». El Valencia tiene nuestra «empatía», pero el ayuntamiento, insistió Gómez, será firme con el cumplimiento de los plazos de la ATE, recalcó la vicealcaldesa, quien deseó «la mejor de las suertes» al club para que encuentra la financiación necesaria para terminar las obras del nuevo estadio, paralizadas desde hace más de un década.

Si el club no cumple con los plazos y hace, como pide el ayuntamiento, algún gesto para retomar las obra, algo que antes de que estallase la crisis sanitaria del coronavirus tenía previsto hacer en junio próximo, se ejecutarán los plazos de la ATE y habrá «consecuencias jurídicas» para el club.

El València aseguraba en su comunicado que el club y los cooperativistas «han convenido que no se dan las circunstancias para la formalización de la operación, al no haberse cumplido las condiciones materiales acordadas para su ejecución en los plazos previstos». La previsión era firmar ahora la compra-venta, retomar las obras en Corts Valencianes y derribar el actual campo en 2023, para iniciar las obras de las viviendas ese año y acabarlas en 2025. Una operación que, en conjunto, ronda los 400 millones de euros para la que ADU no ha conseguido poner garantías suficientes sobre la mesa del club. Concovi fía ahora la operación al suelo terciario de Mestalla y a la búsqueda de un inversor que aporte liquidez a la operación.

Compartir el artículo

stats