07 de mayo de 2020
07.05.2020
Levante-emv
Decisión

València renuncia al Webit Festival al no poder rebajar el canon anual

La concejala Pilar Bernabé prefiere gastar ese dinero en la atención a la crisis sanitaria

06.05.2020 | 20:13
Presentación del Webit Festival a finales del año pasado en València.

València ha dado un adiós definitivo al Webit Festival 2020, un evento tecnológico que iba a reunir en la ciudad a 15.000 personas y 1.500 startups. El elevado canon que había que pagar y la imposibilidad de hacer un evento presencial por la crisis del coronavirus, han llevado al ayuntamiento a renunciar al festival y destinar ese dinero a la crisis sanitaria, probablemente a las empresas tecnológicas valencianas, que tendrán un peso importante en la desescalada, según anunció ayer la concejala de Innovación y Empleo del Ayuntamiento de València, Pilar Bernabé.

Para la organización del Webit Festival, la fundación que lo gestiona, con sede en Sofía, había pactado un canon de 1,5 millones de euros para cada uno de los años 2020, 2021 y 2022, dinero que debían abonar a partes iguales el Ayuntamiento de València, la Generalitat Valenciana y la Diputación de València. Es decir, el consistorio debe abonar medio millón cada año, una inversión que las tres administraciones daban por buena dado el impacto económico que tendría en la ciudad y el posicionamiento de València en el mundo de las nuevas tecnologías.

Sin embargo, la crisis sanitaria ha obligado a suspender el festival de este año, que debía celebrarse en junio, y ha sembrado la incertidumbre sobre los años siguientes, lo que ha hecho al ayuntamiento replantearse las cosas.

Según Pilar Bernabé, el consistorio estaba dispuesto a hacer un festival digital, pero pagando no más de 100.000 euros. Y lo proponía así porque «en estos momentos de crisis sanitaria y económica preferimos gastarnos ese dinero en otra cosa, sobre todo si es un Webit digital y ya no tiene la repercusión económica e internacional que tendría si fuera presencial».

Sin embargo, la Fundación Webit no ha aceptado la oferta y ha insistido en mantener los cánones iniciales, lo que ha hecho que el ayuntamiento tire la toalla. «Nosotros queremos darle prioridad a la economía social, que en estos momentos es muy necesaria, y las startups valencianas lo han entendido», asegura Bernabé, quien está convencida de que «hoy por hoy, en la situación que está el país, no se puede firmar un contrato de 1,5 millones cada año».

En todo caso, ese dinero podría destinarse a apoyar a las empresas valencianas tecnológicas, que según la concejala, «tendrán un papel muy importante en la nueva normalidad».

El Webit Festival se enmarcaba dentro de una política de eventos relacionados con las nuevas tecnologías y la innovación cuya finalidad era alcanzar un mejor posicionamiento de la ciudad, por lo que no se descarta recuperar este y otros festivales similares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook