18 de junio de 2020
18.06.2020
Levante-emv

La asociación Per l'Horta recurre la licencia municipal para la nueva ZAL

Recuerda que el plan es similar al que ya ha sido anulado varias veces en los tribunales de justicia

17.06.2020 | 20:58
La asociación Per l'Horta recurre la licencia municipal para la nueva ZAL

La asociación Per l'Horta, integrada en la plataforma Horta és Futur NO a la ZAL, ha interpuesto un recurso de reposición ante el acuerdo de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de València que permite dar licencia al proyecto de la ZAL del puerto de Valencia, presentado por VPI Logística, SA. Para el colectivo, «supondría la destrucción definitiva de las posibilidades de recuperación del suelo agrícola de La Punta como espacio natural público».

La plataforma asegura que el proyecto impugnado «no tiene actualmente cobertura jurídica, por lo que no resulta procedente su aprobación, ni tampoco la recepción de las obras de urbanización por parte del Ayuntamiento». «No es posible aprobar un proyecto que no se adapta al planeamiento urbanístico vigente y a las condiciones que permitirían la puesta inmediata en servicio», insisten.

En esta línea, la plataforma señala que la urbanización del ámbito interior de la ZAL depende del suministro eléctrico de la Línea Eléctrica de Alta Tensión 132 KV, Cuádruple Circuito SE La Punta L- Fuente de San Luis-Grao, que fue anulada al 2017 por un contencioso-administrativo por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) y que, por lo tanto, «no está autorizada para entrar en funcionamiento». «Sin ese requisito, -recalcan- toda actuación urbanística es simplemente irrealizable legalmente».


Reiteradas sentencias

Apuntan que el proyecto de medidas correctoras se enmarca dentro del Plan Especial aprobado al 2018 que permite la construcción de la ZAL y actualmente pendiente de sentencia judicial. Se trata de un plan «prácticamente idéntico al que ya fue declarado nulo en 2009, puesto en marcha otra vez ese año, y vuelto a anular al 2013 por el TSJ». En 2015 se ratificó su nulidad por el Tribunal Supremo.

Es por lo tanto un proyecto que Per l'Horta considera «ilegal» y que, según las sentencias obtenidas, habría que replantear desde cero, teniendo en cuenta la nueva legislación ambiental y la mayor sensibilidad ambiental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook